Mobile

¡Adiós, Motorola! Lenovo borrará esta histórica marca después de 86 años

MOTOROLA LOGO

La empresa norteamericana fundada por los hermanos Paul y Joseph Galvin en 1928 perderá su último halo de identidad en favor de la china Lenovo, cuyo nombre aparecerá en todos los terminales fabricados por la multinacional.

Era la crónica de una desaparición anunciada y en este comienzo de año, con el marco del CES 2016 como telón de fondo, se han confirmado los peores augurios. La icónica marca Motorola, que fue una de las enseñas que marcaron una época en el mercado de la telefonía, desaparecerá próximamente después de que Lenovo, actual dueño de la compañía, haya decidido unificar sus marcas de smartphones.

Así pues, la empresa norteamericana fundada por los hermanos Paul y Joseph Galvin en 1928 perderá su último halo de identidad en favor de la china Lenovo, cuyo nombre aparecerá en todos los terminales fabricados por la multinacional.

En concreto, la división de móviles de Lenovo seguirá llamándose Motorola, pero en los terminales de alta gama se reseñarán siempre como “Moto by Lenovo”, acompañados eso sí del característico logo de la “M”. En el caso de los móviles de gama de entrada, Lenovo identificará estos teléfonos con la marca “Vibe”.

¿De dónde viene el nombre de Motorola?

Se acaba así una larga historia de 86 años, desde que en 1930 apareciera el primer dispositivo bajo la denominación de “Motorola”, una radio para automóviles. El invento se popularizó de forma accidental, ya que Paul Galvin había inventado dicho terminal pocas semanas antes de una feria importante del sector automovilístico y no logró un stand en dicho evento, con lo que tuvo que presentar su invento en un aparcamiento.

El nombre es la unión de las palabras “motor” y “ola”, un término compuesto que busca resaltar la idea del sonido en movimiento. En aquella época, de hecho, era bastante común añadir el sufijo “ola” a distintos equipos que se basaban en el audio.

Dennis Woodside, de Motorola, ficha por Dropbox como director de operaciones

Sin embargo, no sería hasta 1975 cuando Motorola dio el gran golpe del siglo XX, lanzando el primer teléfono móvil de la historia: el Motorola Dynatac. La compañía se convirtió, de facto, en uno de los dos grandes competidores de la industria de la movilidad (junto a Nokia en un primer período y a Apple-Samsung en una segunda etapa), aunque sus negocios fueron muy diversos y llegaron a abarcar parcelas muy diversas, como la fabricación de semiconductores.

En sus buenos tiempos, Motorola llegó a dar empleo a más de 150.000 personas en todo el mundo, el equivalente a una ciudad entera del tamaño de León o Burgos, aproximadamente.

Decadencia y caída de Motorola

La entrada en el siglo XXI no sentó nada bien a Motorola. Y es que la firma fue perdiendo progresivamente terreno en el mundo de los móviles en favor de nuevos contrincantes con ideas más innovadoras y diseños más agresivos. La llegada del iPhone y los smartphones, que pillaron a la compañía norteamericana con el pie cambiado, supusieron el ascenso definitivo de Apple y Samsung como líderes de la industria y la caída en mayor o menor desgracia de los antaño precursores de este negocio: Nokia y Motorola.

En ese sentido, Motorola fue poco a poco deshaciéndose de todos sus negocios secundarios, como el de semiconductores (2004) o sus productos para vehículos (2006), centrándose en la fabricación de móviles y otros dispositivos de redes, además de módems o decodificadores.

La estocada final llegó por estas mismas fechas de 2011, cuando Motorola anunció su separación en dos compañías: Motorola Mobility (para la fabricación de smartphones) y Motorola Solutions (centrada en el resto de soluciones de redes). En agosto de ese mismo año, Google anunció la compra de Motorola Mobility por 12.500 millones de dólares (una de las mayores de la historia TIC) con el objetivo de hacerse con todo el catálogo de patentes de la histórica empresa y evitar así nuevos conflictos por licencias para los fabricantes que usaban su sistema operativo Android.

motorola-lenovo

En enero del pasado año, Google se deshizo de todo el negocio de producción de smartphones en favor de Lenovo, quien se hizo con la empresa por apenas 2.910 millones de dólares. Ahora, dos ejercicios más tarde, Motorola afronta la definitiva desaparición de su marca.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Israel lópez

    Todo son estrategias de marketing para hacer que una marca tenga un prestigio. Me parece bien, incluso para el usuario a la hora de buscar un producto con unas características determinadas..

    fisioterapia Almeria