Seguridad

Yahoo ‘pasa’ de explicar sus fallos de seguridad al gobierno alemán

Peligra la compra de Yahoo por parte de Verizon

Las autoridades germanas tiran de la oreja a Yahoo ante su falta de cooperación para esclarecer los numerosos fallos de seguridad vividos por esta (casi) extinta compañía.

Parece que Yahoo ya está de vuelta de todo. No sabemos si es que Marissa Mayer ya está soñando con los muchos billetes que va a conseguir cuando culmine la venta de la empresa a Verizon o, quizás, simplemente sus responsables son más dejados todavía de lo que habíamos visto jamás. Y es que, si pensábamos que ya no podíamos sorprendernos más tras la sucesión de fallos de seguridad que comprometieron la seguridad de miles de millones de usuarios entre 2013 y 2016, ahora resulta que la compañía no se digna siquiera a dar explicaciones a las autoridades.

Eso es lo que ha sucedido en Alemania, donde la agencia federal para temas cibernéticos (BSI) lleva esperando varios meses a que Yahoo responda a sus peticiones de información. “La división de Yahoo en EMEA se ha negado a dar al BSI cualquier clave y derivó todas las preguntas a la Comisión de Protección de Datos de Irlanda”, han señalado fuentes de este organismo a Reuters.

Por culpa de esta falta de cooperación, las autoridades germanas se quejan de que carecen de información suficiente sobre cuántos usuarios de aquel país se vieron comprometidos o de quién ha sido la responsabilidad en los fallos. Sus estimaciones hablan de 32 millones de consumidores afectados entre 2015 y 2016, sin comentarios sobre los problemas experimentados en 2017.

Desde el BSI han aprovechado para repetir su recomendación de que los consumidores alemanes cambien de inmediato a otros proveedores de servicios de correo electrónico y tengan especial precaución a la hora de compartir datos sensibles con Yahoo.

Recordemos que estos ciberataques ya le han pasado una importante factura a Yahoo, en tanto que Verizon logró reducir el montante total a desembolsar por el histórico grupo en 350 millones de dólares con la excusa del daño reputacional generado a partir de estas vulnerabilidades.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.