Seguridad

WhatsApp activa el cifrado de extremo a extremo

whatsapp

WhatsApp aumenta la privacidad de sus conversaciones al cambiar el cifrado en tránsito por un nuevo sistema de cifrado de extremo a extremo.

WhatsApp ha activado finalmente el cifrado de extremo a extremo para todas las comunicaciones que se producen a través de esta popular herramienta de mensajería instantánea. Así, tanto en las conversaciones individuales como en los grupos, desde hoy todos los mensajes que enviemos, en formato texto, mensajes de voz o archivos adjuntos, serán completamente seguros.

La propia compañía lo ha anunciado en su web oficial y los usuarios han comenzado a recibir advertencias en sus teléfonos que les indicaban que “las llamadas y mensajes enviados a este chat están seguros con cifrado de extremo a extremo, lo que significa que WhatsApp o terceros no los pueden escuchar ni leer”.

Cifrado de extremo a extremo de WhatsApp

En respuesta a las exigencias y preocupaciones de privacidad de una amplia comunidad de usuarios, intensificadas desde la adquisición de WhatsApp por parte de Facebook en 2004, a partir de ahora el mensaje es encriptado desde el mismo momento en que se envía, por medio de claves temporales -públicas y privadas- que se cambian con cierta asiduidad para evitar que los hackers puedan descifrarlas, hasta que es recibido por parte del receptor, cuyo terminal descifra el mensaje para que pueda ser leído o escuchado.

La función viene activada por defecto en la última actualización de WhatsApp y no supondrá ningún cambio de cara a los usuarios, más allá del aviso que recibirán en estas primeras horas, dado que no ralentizará ni modificará la forma de utilizar esta aplicación.

Cómo funciona el cifrado de WhatsApp

WhatsApp ofrecía, hasta el momento, un sistema de encriptado en tránsito. Eso significa que la compañía se ocupaba de proteger el mensaje en el camino entre un usuario y otro, pero no en el origen ni en la recepción del mismo.

Cifrado de extremo a extremo de WhatsApp

Cifrado de extremo a extremo de WhatsApp. Imagen: WIRED

Ahora, y gracias a la plataforma de código abierto Signal, que WhatsApp lleva impulsando desde hace ya dos años, el cifrado se produce por medio de una clave pública extraída del servidor que protege los datos desde el terminal hasta que éstos llegan al servidor de WhatsApp. Una vez ahí, los mensajes se envían cifrados directamente al móvil del receptor, donde una clave privada en este teléfono desencripta el mensaje.

La activación de esta nueva funcionalidad de WhatsApp se produce justo cuando el FBI había anunciado su intención de repetir la batalla que mantuvo con Apple por su negativa a suprimir la protección del iPhone que usó uso uno de los terroristas de San Bernardino, al pretender acceder a las conversaciones de los estadounidenses en casos de terrorismo o delitos graves, como ya comentamos en TICbeat.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.