Seguridad

Una brecha informática recrudece las primarias demócratas en EE.UU.

Una brecha informática recrudece las primarias demócratas en EE.UU.
Escrito por Redacción TICbeat

España no es el único país en plena ebullición política ahora mismo. La actualidad estadounidense también ha sido acaparada, en su caso, por la cercanía de las primarias del Partido Demócrata, de las que debe salir el candidato que represente a la formación en las próximas presidenciales, batalla que ahora se da entre Bernie Sanders y Hillary Clinton.

La campaña está siendo condicionada nada más y nada menos que por una brecha de seguridad informática.

La semana pasada un error técnico en NGP VAN, el software que utilizan los equipos de ambos candidatos para acceder a los datos de los posibles votantes, una información crucial para la recaudación de fondos privados, provocó que los asesores de Sanders tuvieran acceso temporalmente a los datos de Clinton. Poco después se supo que John Uretsky, director nacional de datos de la campaña de Sanders, se había valido de este fallo técnico para acceder en repetidas ocasiones a la base de datos de los votantes de Clinton. Fue despedido.

Pero la polémica ha seguido, y sigue. El motivo principal deriva de las medidas que decidió tomar en el asunto el Comité Nacional Demócrata (DNC), el responsable, precisamente, de la contratación del software en el que se ha producido la brecha de seguridad. Sus miembros pensaron que la mejor forma de restablecer el equilibrio de la campaña fue cancelar durante unas horas el acceso del equipo de Sanders a sus propios datos, hasta que se esclareciera si habían usado de alguna forma la información de Clinton a la que tuvieron acceso. Pese a que su acceso ya ha sido restablecido, esto ha caído como un jarro de agua fría sobre los seguidores del candidato, que han calificado la decisión de injusta y que el viernes, antes de recuperar el acceso, presentaron una demanda contra el fabricante del software que ha fallado y contra la DNC. Mientras tanto, en las filas de Clinton, hablan de robo e insisten en que los de Sanders han hecho un uso ilícito de los datos que merece ser investigado en mayor profundidad. Los responsables de la DNC aseguran que continúan recogiendo pesquisas para asegurarse de que nadie del equipo de Sanders se ha quedado con ningún dato o información a la que no tuviera acceso.

El ciberincidente ha recrudecido tanto la carrera entre Sanders y Clinton que, más que dos compañeros de partido, parecen candidatos de formaciones rivales.

Foto cc: Brett Weinstein

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.