Seguridad

Un juez obliga a una delincuente a desbloquear su iPhone

Forbes revela 7 inconvenientes del próximo iPhone 7

Un juez de Estados Unidos ha firmado recientemente una orden para obligar a una mujer a utilizar su huella dactilar para desbloquear su teléfono, un iPhone.

Un juez de Estados Unidos ha firmado recientemente una orden para obligar a una mujer a utilizar su huella dactilar para desbloquear su teléfono, un iPhone. La delincuente, Paytsar Bkhchadzhyan, fue condenada por un delito de robo de identidad el mismo día en que se firmaba la orden, aunque parece que los motivos por los que el FBI quería acceder a su teléfono están más vinculados con la relación que unía a esta criminal con un presunto miembro de la mafia armenia, del cual fue novia durante algún tiempo.

Así lo publica hoy Los Angeles Times y recoge The Verge, en una nueva muestra de  guerra por la privacidad que se está librando en torno al acceso a los smartphones por parte de las autoridades en casos de delincuencia y terrorismo.

En este caso, y a diferencia de litigios anteriores, Bkhchadzhyan no pudo oponerse a abrir el contenido de su móvil por varios motivos. El primero de ellos es que el Tribunal Supremo norteamericano ha sostenido en varias sentencias que la policía puede “obligar a una persona bajo custodia para proporcionar pruebas físicas tales como huellas dactilares, sin la autorización de un juez”. El segundo es que un magistrado, como es el caso, sí puede obligar a facilitar cualquier información que considere relevante, incluso de carácter personal, si así lo estima oportuno. Además, no es lo mismo facilitar la huella dactilar que el código de desbloqueo del terminal, al menos legal, ya que se trata de un valor biométrico que se suele requerir en las fichas policiales.

Eso sí, el uso de una huella dactilar para lograr el acceso a un teléfono no deja de ser una solución a corto plazo, ya que el Touch ID de Apple no se puede utilizar si el teléfono ha permanecido bloqueado durante más de 48 horas.

Esta medida no dejaría de ser una anécdota de no ser por el momento en que ha sido tomada. Y es que la orden a Bkhchadzhyan se resolvió apenas diez días después de que un juez ordenara en primera instancia que el iPhone de uno de los terroristas de San Bernardino fuera desbloqueado por Apple, a petición del mismo FBI que está detrás del caso que nos ocupa.

En ambos casos, el FBI consiguió acceder al terminal sin la colaboración de Apple, lo que ha puesto en tela de juicio de la seguridad y privacidad de sus dispositivos, así como ha resaltado el anhelo incansable de las autoridades norteamericanas por lograr nuevas puertas traseras con las que vulnerar sus sistemas de protección, incluso aunque ello no sirva para nada.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.