Seguridad

Una empleada de Sage, detenida por la fuga de datos de la empresa

sage-one-contabilidad-autonomos

La amplia fuga de datos que sufrió Sage esta semana ya tiene un supuesto responsable: un empleado de la propia empresa que accedió a los sistemas con una credencial interna.

A principios de esta semana, Sage admitió haber sufrido una importante fuga de datos, que habría afectado a millones de datos de centenares de sus clientes empresariales que usaban este popular software de contabilidad y facturación. Una violación de información confidencial que ya se sabía que estaba causada por alguien capaz de acceder a los sistemas internos con una credencial oficial de la firma, no por un ciberatacante externo.

Pues bien, la búsqueda del responsable de este delito parece ya haber concluido. Una trabajadora de Sage, de 32 años de edad, ha sido detenida ayer, miércoles, en el Aeropuerto de Heathrow (Londres), acusada de ser la supuesta filtradora de todo este volumen de datos privados de grandes y pequeñas compañías. No en vano, siete de cada diez empresas sufren el robo de información por parte de sus propios empleados.

Así lo ha confirmado la BBC, medio que también recoge que Sage ha notificado ya a todos los clientes cuyos datos pueden estar en peligro. En un comunicado oficial, la firma explica que se están “comunicando directamente con aquellos clientes que se puedan ver afectados y prestando ayuda sobre las medidas que pueden tomar para proteger su seguridad”.

Por el momento, la fuga de datos parece circunscribirse a clientes corporativos del Reino Unido, concretamente a unas 200 o 300 compañías (la BBC concreta la cifra en 280 clientes afectados), tal y como se han apresurado a asegurar desde el proveedor tecnológico con sede en Newcastle. Eso sí, no se sabe aún si esa información ha sido ya filtrada, vendida o comprometida de algún otro modo. Recordemos que, entre otras variables, el software de Sage aglutina datos como el nombre de clientes y proveedores, direcciones personales, datos financieros de clientes y números de cuentas bancarias, entre otros.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.