Seguridad

Toshiba trabaja con un nuevo sistema de encriptado con fotones

Twitter Perfect Forward Secrecy
Escrito por Redacción TICbeat

La compañía japonesa prueba un mecanismo de cifrado de comunicaciones que involucra la transmisión por fibra óptica desconectada de la red.

El fabricante japonés de electrónica Toshiba trabaja en un nuevo sistema de encriptado, con el que pretende conseguir que resulte prácticamente imposible descifrar las comunicaciones que éste proteja.

Según recoge The Wall Street Journal, este mecanismo de encriptado de nueva generación utilizará una nueva forma de blindar las comunicaciones, en la que intervendrá un sistema de transmisión por luz desconectado de la red, que aprovecha que los fotones pueden viajar hasta 100 kilómetros de distancia sin necesidad de un repetidor.

Las pruebas de Toshiba se encaminan a emplear un cable de fibra óptica sin conexión a Internet. Por él se transmitirán las claves de encriptado, que serán únicas para cada dato protegido, en forma de fotones. El sistema estará configurado para que, en caso de que se detecte cualquier intento de intromisión en sus comunicaciones, los datos cambien de forma, de manera que los posibles ataques sean fácilmente detectados.

Toshiba ha informado de que, de momento, sus planes consisten en probar durante dos años este nuevo sistema de encriptado. Si el experimento tiene éxito, se plantea la comercialización del sistema a lo largo de las próximas dos décadas. Ya hay incluso una fecha, 2020, para su llegada a gobiernos y empresas.

El experimento se inspira en una de las tendencias actuales en seguridad y encriptado, que defiende el empleo de claves de codificación de un solo uso, que hagan más difícil la intromisión de ciberdelincuentes y espías en el proceso de comunicación. Toshiba piensa incorporar, además, otro extra de seguridad, que hará que cada clave tome el mismo tamaño del dato que protege, de forma que ninguna se repita y que sean mucho más difíciles de interceptar.

Este experimento se inicia con la intención de dar respuesta a las crecientes amenazas en las comunicaciones online, cuyo principal problema es el de encontrar un canal de transmisión de datos que resulte absolutamente seguro. Optar por un cable de fibra óptica desconectado de Internet puede ser una buena idea; no obstante, este tipo de comunicación presenta algunos retos, como el elevado coste de esta tecnología y la vulnerabilidad de los fotones a variables como las vibraciones y la temperatura, que podrían convertir su transporte en una labor especialmente difícil.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.