Seguridad

Telegram suprime 78 canales de chat que eran utilizados por ISIS

Telegram suprime 78 canales de chat que eran utilizados por ISIS
Escrito por Redacción TICbeat

El equipo de la aplicación de mensajería instantánea se confiesa turbado por el descubrimiento, del que algunos expertos alertaban desde hace meses.

La aplicación de mensajería móvil instantánea Telegram, fundada en Berlín por los exiliados rusos hermanos Durov, ha informado de que en los últimos días ha bloqueado 78 canales de chat en su plataforma que eran utilizados por el grupo terrorista ISIS, también conocido como Daesh.

El comunicado de Telegram, publicado en su web oficial, no solo sigue a los atentados de Beirut y París de la semana pasada, sino también a varias informaciones publicadas en los medios de comunicación en los últimos meses, que aseguraban que la app era una de las vías principales de comunicación y de captación de adeptos que utilizaba la organización.

El equipo de Telegram indica que ha identificado y bloqueado más de siete decenas de canales que estaban disponibles en 12 idiomas diferentes para los usuarios del sitio. “Nos ha conmocionado descubrir que ISIS utilizaba los canales públicos de Telegram para difundir su propaganda”, reza el comunicado, que hace notar que seguirá defendiendo la libertad de expresión como uno de sus valores corporativos..

No obstante, investigadores especializados en ciberseguridad ya llevaban meses avisando de que la app móvil es una de las herramientas de comunicación preferidas de la organización terrorista, que emplean para emitir, por ejemplo, sus sangrientos y espectaculares vídeos. Y Reuters asegura que el comunicado de Telegram apareció apenas una hora después de que sus periodistas publicasen un reportaje que describía detalladamente el uso que los miembros de Daesh daban a esta herramienta.

En declaraciones a la agencia de noticias, la directora del servicio estadounidense de rastreo online de extremistas SITE Intelligence Group, Rita Katz, ha recalcado que algunos de los canales suprimidos tenían más de 10.000 seguidores, y que, a diferencia de otras plataformas como Twitter, que ya había cancelado miles de cuentas vinculadas a Daesh hace meses, Telegram ha tardado mucho en reaccionar.

Con más de 60 millones de usuarios activos (según sus propios datos), Telegram ganó especial popularidad durante uno de los fallos masivos de WhatsApp que se produjeron el pasado año, en el que se perfiló como una alternativa más privada a la aplicación propiedad de Facebook.

La privacidad, es, desde luego, una de las bazas de marketing de Telegram.  La confianza de Telegram en su seguridad es tal que hace un año los responsables de la aplicación aseguraron públicamente que habría una recompensa de 200.000 dólares para el primer hacker que fuera capaz de descifrar una conversación ajena. Además de los canales públicos, como los 78 de ISIS que acaban de ser desactivados, la app cuenta con una opción para aquellos usuarios “más paranoicos”, los chats “secretos”, cuyas conversaciones, encriptadas de emisor a receptor, no dejan huella ni siquiera en los servidores de Telegram, según sus creadores. Los usuarios pueden configurar estos chats, además, para que sus mensajes se autodestruyan de sus terminales y del de sus interlocutores transcurrido un determinado período de tiempo. Una característica que podría situar a Telegram en el punto de mira de quienes advierten de que ciertos niveles de privacidad online no son compatibles con la seguridad ciudadana en tiempos de terrorismo.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.