Seguridad

Telefónica facilita a los padres supervisar la vida digital de los menores

ninos-smartphone
Escrito por Esther Macías

La operadora lanza Movistar Protege, un servicio que, por un precio de entre 1,5 y 3,5 euros en función de los dispositivos que el usuario quiera controlar (hasta 10 diferentes) permite a los progenitores conocer y supervisar la actividad online de sus hijos.

Disminuir la desconexión que existe entre lo que los padres creen que sus hijos hacen en su vida digital y lo que realmente hacen. Este es el objetivo de Movistar Protege, un servicio lanzado esta semana por Telefónica que, por un precio de entre 1,5 y 3,5 euros en función de los dispositivos que el usuario quiera cubrir (hasta 10 diferentes) permite a los progenitores conocer y supervisar la actividad online de sus hijos.

“No queremos ser como la CIA o el CNI, no queremos que este servicio se use para espiar a los hijos; simplemente, muchos padres no somos nativos digitales y no sabemos bien a qué se puede acceder en internet. El objetivo de este servicio es ofrecer una herramienta a los padres para que ayuden a sus hijos a usar la tecnología de la mejor forma posible experimentando lo mejor de la red y eliminando los riesgos existentes”, explicó en la presentación de Movistar Protege Fernando Abella, director de Telefónica Digital España. “Se trata, por tanto, de una herramienta desde el punto de vista de la educación, más que del control –apostilló–; una aplicación de control parental que ayuda a establecer límites saludables de acceso a internet, permite regular su uso y definir reglas para el acceso a juegos y aplicaciones y, una vez consumido el tiempo disponible [definido por los padres] bloquear el dispositivo. Una solución, en definitiva, ideal para familias con varios hijos, pues permite hacer un control diferente en función de la edad, y distintos dispositivos”.

Elena Valderrábano, directora de Reputación y Responsabilidad Corporativa de Telefónica, y Fernando Abella, director de Telefónica Digital España.

Elena Valderrábano, directora de Reputación y Responsabilidad Corporativa de Telefónica, y Fernando Abella, director de Telefónica Digital España.

“Internet nos ha facilitado la vida pero implica un uso responsable cuando hablamos de menores –indicó por su parte Elena Valderrábano, directora de Reputación y Responsabilidad Corporativa de Telefónica–. El ciberacoso cada vez es más fácil a través de las redes sociales, y también hay que evitar que los menores accedan a páginas de Internet no adecuadas para ellos. En Telefónica somos conscientes y por ello estamos trabajando en esto”. Valderrábano afirmó que además de en autorregulación, en firma de alianzas sectoriales y en educación (a través de la web Familia Digital y en proyectos de formación en las tiendas Movistar y en colegios) la compañía está trabajando en el desarrollo de “productos y servicios que fomenten una actuación responsable en el uso de la tecnología”. Y es en este último aspecto donde entra Movistar Protege.

Un servicio que cubre la gestión de varios dispositivos y distintos menores

El servicio, elaborado en colaboración con la empresa de seguridad española Qustodio, tiene tres modalidades que cuestan 1,5, 2 y 3,5 euros al mes y permiten gestionar, respectivamente, tres, cinco y diez dispositivos (no solo smartphones sino también PC, Mac, tabletas, dispositivos para escuchar música como el iPod y de lectura electrónica como el Kindle). En lo que respecta a smartphones de momento está disponible para dispositivos iOS y Android, aunque desde Telefónica aseguran estar trabajando para que en un futuro esté también disponible para Windows Phone.

Para poder utilizar Movistar Protege el padre o tutor legal del menor debe ser titular de una línea de Movistar (no es necesario que los menores tengan una línea con la compañía). Para su contratación hay que llamar al 1004 o acudir a cualquiera de las tiendas Movistar y acceder luego a una web para configurar los dispositivos (se pueden configurar varios perfiles).

Gracias a este servicio es posible establecer límites de uso (para la navegación y también para las aplicaciones), bloquear contenidos inapropiados o peligrosos, restringir ciertas aplicaciones e incluso localizar el dispositivo. El progenitor tendrá un informe detallado diario, semanal o mensual con la actividad realizada en internet por cada usuario y recibirá alertas en caso de que el menor visite páginas inadecuadas o exceda el tiempo de uso establecido.

 

 

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.