Seguridad

¿Su empresa sigue sin ofrecer disponibilidad continua de sus datos?

Día de la Copia de Seguridad: firmas del sector abogan por un cambio de enfoque
Escrito por Autor Invitado

La virtualización supone un avance significativo a la hora de plantear cualquier tipo de protección. La entidad “máquina virtual”, considerada como el objeto a proteger, engloba todo su contenido y facilita una protección sencilla, eficaz y asequible si se seleccionan las herramientas adecuadas.

Afortunadamente, hoy en día al hablar de la puesta en marcha de servicios de TI no se cuestiona la necesidad de definir un plan de contingencia para prevenir paradas y recuperar el servicio en caso de producirse una situación inesperada. Las empresas no se pueden permitir perder más de dos millones de dólares al año en ingresos, productividad y oportunidades que se pierden, así como los datos perdidos de forma irreversible cuando los backups no son capaces de llevar a cabo la recuperación.

Tampoco pueden arriesgarse a que sus datos y aplicaciones no estén disponibles en todo momento. Por este motivo, necesitan soluciones completamente nuevas, que permitan la disponibilidad 24X7. Existen diversos métodos para poder hacerlo de forma adecuada, cada uno con sus ventajas e inconvenientes. Entre realizar una copia de seguridad a la semana y disponer de una réplica de datos sincronizados entre dos ubicaciones distantes, es evidente que la segunda opción es la más deseable e indudablemente mejor. Sin embargo, exige una inversión muy superior y no es necesariamente la opción óptima.

Existen multitud de aplicaciones soportadas sobre tecnologías de última generación que no se ajustan a las necesidades reales. Simplemente están ahí porque, en un exceso de previsión, han quedado recursos sin utilizar y es mejor que sean aprovechados. Lo que se consideraba una situación puntual, ha terminado convirtiéndose en algo habitual, incluso “necesario”. Los CIO claramente son conscientes de esto, un 78% planea cambiar el producto de protección de datos en los próximos dos años para poder obtener la disponibilidad que necesitan. Como resultado de esto, la brecha en la disponibilidad acabará por ser una cuestión del pasado.

Hay que determinar la naturaleza de cada servicio y las necesidades de disponibilidad. La virtualización supone un avance significativo a la hora de plantear cualquier tipo de protección. La entidad “máquina virtual”, considerada como el objeto a proteger, engloba todo su contenido y facilita una protección sencilla, eficaz y asequible si se seleccionan las herramientas adecuadas.

Se precisa definir diversos niveles de protección en los que encuadrar cada aplicación y de esta forma crear una estratificación en protección y recuperación basada en necesidades reales. Utilizar herramientas diseñadas para trabajar de forma óptima la virtualización, que comprendan sus estructuras de datos y tengan la habilidad de evitar integraciones laboriosas y desarrollos a medida puede ser la clave del éxito.

Los departamentos TI no alcanzan los objetivos de tiempo de recuperación (RTPO) de menos de 15 minutos para todas las aplicaciones y datos, demandan las empresas para los datos fundamentales y para las operaciones por una diferencia de más de una hora. Sencillez, rapidez y facilidad de recuperación de servicio, unido a un coste ajustado, son características necesarias para aprovechar adecuadamente todos los recursos de los departamentos de TI. Acceder a tecnologías de vanguardia no implica necesariamente una inversión desmesurada. ¿No se planteó disponer de un centro de contingencia por su alto coste? ¿O pensaba que la empresa no merecía semejante nivel de disponibilidad?

El autor de este artículo es Alexis de Pablos, Director Técnico Veeam Iberia.

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado