Seguridad

Un senador estadounidense investiga la privacidad de las smart TV de Samsung

smart-tv
Escrito por Redacción TICbeat

El demócrata Al Franken se dirige por carta a la compañía y a la también coreana LG para saber si es necesario almacenar la actividad de sus usuarios en la función de reconocimiento de voz.

A principios de semana la polémica estallaba a raíz de una frase incluida en la política de privacidad de los nuevos modelos de smart TV de la surcoreana Samsung, en la que se avisaba a los usuarios que la información confidencial que pronunciaran en voz alta junto a los micrófonos de estos dispositivos podría ser almacenada y transmitida a terceros.

Ríos de tinta después, cuando la idea de que lo nuevo de Samsung podía llegar a ser algo parecido a un espía disfrazado de televisor en nuestro hogar, la firma decidió retirar dicha frase de su política de privacidad, porque “inducía a confusión”, dijo, y aclarar que dicho micrófono solo funciona cuando se presiona el botón para activarlo, y que quien lo desee puede desconectar el reconocimiento de voz de sus televisores en cualquier momento.

Eso sí, recordó la compañía, mientras esta función esté activada y los televidentes hablen al micrófono situado en su mando a distancia para ordenarle a su televisor que busque contenidos y programas, la información que transmitan podrá ser almacenada por Samsung y compartida con los terceros que le proveen servicios.

¿Es eso necesario? ¿Debe Samsung –y LG, que incluye funciones similares en sus nuevos modelos de televisores- almacenar lo que sus usuarios dicen a sus micrófonos y compartirlo con otras empresas con las que éstos, probablemente, no sean conscientes de mantener ninguna relación?

Esa es la pregunta que un miembro del Senado estadounidense, el demócrata Al Franken, ha dirigido por carta a los responsables de esas dos compañías, surcoreanas ambas, en su país, Gregory Lee (Samsung) y William Cho (LG). Franken forma parte de la subcomisión del Senado dedicada a temas de privacidad, tecnología y legalidad.

Según recoge PC World, en la misiva a Samsung, el político se declara preocupado por las implicaciones que este tipo de tecnologías pueden tener en la vida de los ciudadanos y, más en concreto, por el nivel al que las compañías puede estar almacenando y compartiendo datos de sus usuarios.

Cuando saltó la liebre, Samsung defendió esta estrategia bajo la sempiterna excusa que las tecnológicas siempre dan para la recopilación masiva de datos de los usuarios: la personalización y mejora de la experiencia del usuario. Sin embargo, Franken ha preguntado a ambas compañías si comparten los datos de sus usuarios para algún otro propósito, y si han establecido algún tipo de restricción al uso que terceras compañías puedan darles.

Asimismo, el senador quiere saber si existe alguna manera de extraer los datos que Samsung ha almacenado a partir del reconocimiento de voz antes de que éstos sean compartidos con otras empresas.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.