Seguridad

5 riesgos a los que te expones si utilizas fitness trackers

Te contamos cuáles son los peligros de utilizar fitness trackers

Si eres un amante del deporte y utilizas wearables para escuchar música, medir tu pulso sanguíneo, conectar tus resultados a las redes sociales o contabilizar tus indicadores cuando sales a correr, debes prestar atención a los 5 peligros que te describimos a continuación.

Aunque hace algunos años parecía un sueño propio de una película futurista, actualmente existen pequeños artilugios capaces de medir nuestros pasos, revelarnos todos los datos sobre nuestra salud y advertirnos sobre la superación de nuestros propios récords.

Son los llamados fitness trackers, y a pesar de que han llegado para hacernos más cómoda y sencilla nuestra vida cotidiana, es preciso tomar una serie de precauciones en torno a ellos. No hay que olvidar que nos hallamos ante wearables interconectados al Internet de las Cosas.

10 apps para hacer deporte con Android e iOS

Desde el blog especializado de Panda Security subrayan la cara menos amable de la moneda en torno al uso de estos dispositivos. Si en el lado positivo de la balanza los wearables son capaces de contribuir a la mejora de nuestra salud y esperanza de vida, así como facilitarnos datos muy útiles en tiempo real, nos encontramos con el problema de las ciberamenazas y peligros asociados a las brechas de seguridad de estos dispositivos.

Cuando una nueva tecnología se convierte en una tendencia mainstream adoptada por millones de personas, los ciberdelincuentes suelen ver una ‘oportunidad’ para atacar y aprovecharse de las brechas de seguridad”, señala Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager en Panda Security.

Peligros que lleva aparejado el uso de wearables

  • Riesgos asociados a las redes sociales: Muchas de las aplicaciones y dispositivos que monitorizan la práctica deportiva están configurados por defecto para compartir tus resultados o notificar a tus contactos que has comenzado una actividad. Esto es muy peligroso ante ladrones o personas que quieran acceder a tu casa, delincuentes que deseen atracarte o entrar en tu hogar cuando duermas, en función de tus horarios. Ten cuidado, ya que esta información es de carácter sensible.
  • Brechas de seguridad con tu smartphone: Especialmente si tienes un móvil antiguo, puede existir una brecha entre la conexión del fitness tracker y el pertinente smartphone. Si te topas con un hacker experimentado, este podría obtener toda la información que se genera con tu actividad. Por otro lado, aunque tu móvil no presente esta vulnerabilidad, el punto débil podría hallarse en una app no oficial y poco segura o maliciosa. Los ciberdelincuentes podrían utilizar técnicas de ingeniería inversa para entrar en tu perfil y obtener todos los datos relativos a tu salud.
  • Bromas nefastas o malas pasadas: Si alguien accede y manipula en los datos sobre tu salud podría empeorarla recomendándote productos, ejercicios o dietas que desemboquen en una enfermedad o en un gasto excesivo.
  • Phishing: Esta práctica consistente en la suplantación de tu identidad digital podría derivar en recomendaciones de falsos medicamentos o complementos vitamínicos erróneos. En este artículo te recomendamos pasos para identificar el phishing
  • Inyecciones de código para acceder a otros dispositivos: Si los hackers consiguen insertar un virus que permanezca latente durante meses en tu fitness tracker, solo es cuestión de tiempo que introduzcas de nuevo una contraseña para que el malware pueda tomar el control de otros dispositivos con los que están emparejados, como tu móvil o tu ordenador, para obtener información sensible como tus datos bancarios o contraseñas de acceso a otras aplicaciones.

Ante estos peligros, algunas de las pautas esenciales pasan por no descargar aplicaciones fuera de las tiendas oficiales y no confiar en dispositivos de marcas poco fiables.  

Vía | Panda Security

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.