Seguridad

¿Qué ocurre cuando te conectas a una red WiFi pública?

wifi publica
Escrito por Ana Muñoz

Aunque tener Internet gratis pueda ser algo tentador, conectarse a una red WiFi pública no es especialmente seguro. Te contamos los riesgos y precauciones que debes tomar.

Son muy pocos los lugares en los que, actualmente, no podamos conectarnos a Internet, ya sea desde nuestro smartphone, ordenador o tablet.

Pero, aunque las redes WiFi públicas sean cada vez más comunes, no siempre son todo lo seguras que nos gustaría. Sin embargo, eso no quiere decir que no te puedas conectar a ningún punto WiFi de algún aeropuerto o una cafetería. Eso sí, antes de ello debes tomar una serie de precauciones.

Cuando accedes a una de estas redes estás poniendo en peligro tus credenciales, tus cuentas del banco y tus contraseñas. Y es que, aunque una red WiFi púbica pueda parecer segura, es posible que tenga brechas de seguridad por las que un cibercriminal puede entrar y atacarnos.

Riesgos de las WiFi públicas

Los sistemas WiFi públicos funcionan de manera similar al de tu casa, con la excepción de que cuentan con una cobertura mayor, están abiertos a todo el mundo y los puede utilizar cualquiera. Una vez que abres las opciones de conectividad de tu smartphone o tablet, puedes buscar qué redes están abiertas o cerradas y, por consecuencia, en cuáles puedes entrar y en cuáles no.

Las empresas que regulan los servidores que proporcionan WiFi públicas son negocios que cobran a sus clientes (aeropuertos, cafeterías o tiendas) para que estas compañías puedan ofrecer este tipo de servicios a sus usuarios.

En algunos casos, como en Tel Aviv o Hong Kong, existen zonas específicas en algunas ciudades (como metros o parques) en las que sus ciudadanos pueden usar WiFi gratis.

A pesar de que esto sea una gran ventaja, no es tan seguro como lo es usar tus propios datos móviles. Eso por no hablar de que, al contrario de lo que ocurre cuando te conectas al WiFi de tu casa, no sabes quién más está conectado a esa red.

10 consejos para tener un smartphone seguro

Y aunque no hay un cibercriminal en todas y cada una de las WiFi públicas del mundo, más vale prevenir que curar. “Que mayoría de los routers cuenten con un firewall que te protege de las amenazas de Internet no significa que te defienda de otros usuarios. Es extremadamente fácil robarle a un internauta sus contraseñas si se encuentra en la misma red que otro”, explica Lifehacker.

Nunca hay que ser lo suficientemente precavido al conectarse a una WiFi pública, especialmente si ésta no cuenta con contraseña. Eso quiere decir que tus claves no están cifradas, por lo que es mucho más fácil robarlas.

De hecho, otro de los grandes riesgos de conectarse a una WiFi pública es que ésta no sea legítima. Es decir, que los cibercriminales hayan duplicado una red real (con el mismo nombre) para atacar los dispositivos que se conecten a ella, robarles sus credenciales y extorsionarles en un futuro.

Consejos para conectarse a una WiFi pública

La buena noticia es que es posible evitar todo esto si sigues esta serie de consejos cuando te conectes a una WiFi pública.

Lo primero a lo que debes echar un vistazo es al protoloco HTTPS. Si cuenta con ello, significa que tus datos están cifrados y que no pueden ser vistos por otros. Muchas plataformas, como Facebook o Gmail, lo incluyen por defecto, pero no ocurre lo mismo en otras webs. Si este protocolo desaparece y estás conectado a una WiFi pública, desconéctate de inmediato.

También te recomendamos no acceder a tus cuentas bancarias a través de Internet si estás dentro de una de estas redes. A menos que sea una emergencia, te recomendamos esperar a llegar a casa.

Otro de los consejos más útiles que te podemos dar es que mantengas la conexión WiFi de tu dispositivo apagada si no la estás usando. Esto evitará que te conectes automáticamente a redes maliciosas creadas por cibercriminales.

Por supuesto, otro de los básicos que debes tener en cuenta es que el sistema operativo de tu móvil, tablet u ordenador debe estar actualizado a la última versión. Hay muchas vulnerabilidades que sólo se solucionan cuando se lanzan nuevas versiones de un software.

Conectarse a una WiFi pública cuando estás fuera de casa puede ser muy útil para no fundir tus datos móviles, pero ten presente los riesgos a los que te expones cuando lo haces ya que, a veces, lo barato puede salir caro.

Vía | ITProPortal

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.