Seguridad

Pixelar datos e imágenes ya no basta para proteger tus documentos

Pixelar tus fotografías ya no protege tus documentos, según un estudio reciente

¡Cuidado! En la actualidad, las máquinas inteligentes pueden sacar a la luz tus secretos corporativos y la práctica de pixelar fotografías o documentos se ha quedado obsoleta en materia de seguridad.

Se acabó la época en la que los documentos compartidos por las empresas pixelando algunos datos para proteger la información sensible estaban salvo. Si antaño esta técnica extendida y de fácil aplicación era una constante para ocultar a la vista información confidencial, en el año en que vivimos existe un peligro mucho más grave que los ojos humanos: las máquinas inteligentes.

Desde el blog especializado de Panda Security muestran los datos de un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Texas y del Instituto Cornell Tech. Este grupo ha desarrollado un software basado en la inteligencia artificial capaz de revelar los misterios escondidos tras un archivo pixelado o distorsionado.

Así, esta herramienta podría dejar al descubierto datos de diversa tipología, desde un número borroso o un rostro oculto con píxeles en una fotografía. 

La historia de la inteligencia artificial: desde los orígenes hasta hoy

Para este experimento, los creadores del software se han limitado a emplear métodos habituales de machine learning, la rama de la inteligencia artificial centrada en el aprendizaje automático de las máquinas. “Las técnicas que estamos utilizando son normales en el reconocimiento de imágenes”, ha apuntado Vitaly Shmatikov, del Instituto Cornell Tech.

La parte más preocupante, señalada propio Shmatikov señala que cualquier ciberdelincuente con conocimientos técnicos sobre machine learning podría desarrollar herramientas similares con las que desvelar secretos corporativos ocultos tras los píxeles. Esto, unido a los mecanismos de reconocimiento facial hace cada vez menos aconsejable la práctica de pixelar fotos y documentos.

Redes neuronales entrenadas para el reconocimiento de imágenes

Para llevar a cabo su investigación e incluso derrotar a la tecnología con la que YouTube permite mostrar borrosas ciertas imágenes de su contenido multimedia, estos investigadores entrenaron redes neuronales para que estas fueran capaces de reconocer imágenes aunque estuvieran pixeladas. Para ello, fueron alimentadas con cuatro grandes conjuntos de imágenes conocidas en las que aparecían diversos elementos como rostros, palabras u objetos.

¿Es posible detectar emociones usando señales wireless?

Tras memorizarlas, las redes neuronales alcanzaron un 90 % de precisión en el proceso de identificación. Más tarde, los expertos emplearon herramientas para pixelarlas, procurando que fuesen capaces de averiguar de nuevo las imágenes.

Tras este aprendizaje, el software alcanzó un 80 % de precisión e incluso un 90 % en algunos de los casos. Este caso es un claro paradigma que demuestra que debes pensarte dos veces el acto de pixelar o mostrar de forma borrosa cualquier tipo de información para compartir documentos confidenciales. Existen maneras de cifrado y mecanismos de protección empresarial mucho más efectivos y sofisticados.

Vía | Panda Security

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.