Seguridad

Los periodistas de investigación se sienten vigilados en EEUU

Msc_2008-Saturday,_09.00_-_11.00_Uhr-Moerk001_Sa
Escrito por Marcos Merino

Se sienten vigilados por las autoridades y levemente desprotegidos por las compañías para las que trabajan. Pew Research Center nos lo muestra.

Recientemente el Pew Research Center y el Tow Center for Digital Journalism de la Universidad de Columbia hicieron pública una encuesta realizada entre el 3 y el 28 de diciembre a 671 periodistas miembros de la asociación de Editores y Reporteros de Investigación (IRE por sus siglas en inglés), acerca de las percepciones de éstos en lo relativo a su vulnerabilidad frente a la vigilancia por parte de las autoridades.

Cabe señalar que alrededor de dos terceras partes (un 64 %) de los periodistas de investigación encuestados por Pew Research Center creen que probablemente el Gobierno de los Estados Unidos ha recopilado datos sobre sus llamadas telefónicas, intercambios de correos electrónicos y comunicaciones online, y ocho de cada diez sostienen que ser periodista aumenta la probabilidad de ser vigilado. Aquellos que trabajan en reportajes relacionados con la seguridad nacional, las relaciones exteriores y el Gobierno Federal estadounidense son particularmente propensos a creer que las autoridades ya han recopilado datos sobre sus comunicaciones electrónicas.

Hasta el momento, estas sospechas no se han traducido, en la mayoría de los casos, en abandonos por parte de los periodistas de las investigaciones que venían realizando: sólo el 14% asegura haber tenido que abandonar una historia o renunciar al acceso a una fuente a causa de la inquietud por una posible vigilancia. Sin embargo, casi la mitad (el 49%) sí llegó al extremo de alterar la forma en que almacena o comparte documentos sensible; un 29% alteró el modo en que se comunicaba con otros periodistas, o con sus editores / productores; y un 38% había hecho lo propio a la hora de comunicarse con sus fuentes.

Cuando se trata de buscar protección externa contra amenazas digitales como la vigilancia y el robo de documentos, los periodistas no conceden mucha confianza a sus ISP (proveedores de acceso a Internet): sólo el 2% confía mucho en estas compañías, frente al 71% que desconfían de las mismas. Las distintas clases de organizaciones vinculadas con la información reciben valoraciones contrapuestas a la hora de juzgar su capacidad para proteger la seguridad de las comunicaciones de sus empleados. Entre los 589 encuestados que trabajan para alguna de ellas, un 50% afirma que no hacen todo los suficiente para proteger a los periodistas y sus fuentes de la amenaza de la vigilancia de las autoridades, mientras que el 47% afirma lo contrario.

Relevante: más de la mitad (un 54%) asegura no haber recibido ninguna clase de formación -más o menos formal- respecto a temas de seguridad electrónica por parte de actores vinculados al periodismo (agencias, asociaciones de periodismo, medios, etc). En general, los datos de la encuesta presentan un panorama complejo en el que una mayoría de periodistas de investigación se sienten vulnerables a la vigilancia estatal y el robo de datos, aunque no siempre alteran sus propias prácticas de acuerdo a tal amenaza. Finalmente, el 97% reconoce que a día de hoy, los beneficios de la comunicación online (e-mail, smartphones) superan a los riesgos.

Imagen | Wikimedia

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.