Seguridad

PDoS, APDoS, TDoS… Las nueva generación de ciberamenazas

Hacker ciberataque

Desde mecanismos capaces de causar pérdidas masivas de información, hasta herramientas empleadas para facilitar un ataque terrorista. PDoS, APDoS o TDoS, llega la nueva generación de ciberataques.

Para algunos 2016 se convirtió en el año de las desgracias, pero el inesperado resultado del Brexit o la llegada de Trump al poder no son los únicos acontecimientos a resaltar. Los ciberataques evolucionaron a niveles inimaginables, y parece que es solo el comienzo.

La llegada del Internet de las Cosas trae muchas ventajas, junto a numerosos peligros. El masivo ataque DDos contra la compañía americana de internet, Dyn, que provocó la caída de algunas de las principales webs de la Red, como Twitter, Reddit, Spotify, puso de relieve este peligro.

Una de las mayores amenazas en el mundo de los ataques cibernéticos es el PDoS (Permanent Denial of Service), también conocido como “phlashing”Estos ataques informáticos tiene como objetivo dañar una pieza del hardware de un dispositivo de manera que sea prácticamente irreparable.

¿Cómo funciona un ataque PDoS?

Este tipo de ataque se realiza mayormente contra dispositivos con una capacidad de proceso más reducida, como impresoras o routers, llevando a cabo una administración remota de las mismas.

En otros casos la víctima puede ser el firmware de los terminales, a través de la instalación de un software maligno. La sobrecarga de la batería de los terminales o el sistema eléctrico también podría causar grandes perjuicios.

En noviembre del año pasado tuvo lugar un ataque PDoS en Finlandia contra el sistema central de un edificio situado en zona residencial. El ataque provocó la caída de todo el sistema a través del bloqueo de la conexión a Internet. El daño imposibilitó el suministro de calefacción, obligando a la compañía a reubicar a los residentes hasta resolver el problema.

Las empresas españolas, demasiado expuestas a los ataques DDoS

Otros conceptos que también se consideran una amenaza son los ataques APDoS, ya presente en 2016, y los TDoS. El mayor peligro de los ciberataques enumerados radica en el posible bloqueo de comunicaciones en una situación de crisis, como un ataque terrorista.

El fenómeno del Darknet también está cobrando fuerza. La conexión sencilla y accesible a esta red, también conocida como Tor, facilita el acceso y manipulación a infinita cantidad de datos.

A finales de 2016 la famosa red oscura también cobró gran protagonismo al destaparse una plataforma donde un grupo de cibercriminales turcos ofrecía recompensas a los usuarios a cambio de participar en ataques DDoS.

El panorama es sin duda bastante alarmante, y no sería sorprendente que quedará aún más por llegar.

Fuente | betanews

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!