Seguridad

Obama creará una nueva agencia de ciberseguridad

security-265130_1280
Escrito por Marcos Merino

Obama estaría planificando la creación de una nueva agencia encargada de supervisar amenazas a la seguridad cibernética denominada CTIIC.

Según informaron el pasado martes varios medios de comunicación estadounidenses, la Administración Obama estaría planificando la creación de una nueva agencia encargada de supervisar amenazas a la seguridad cibernética denominada Cyber Threat Intelligence Integration Center. El CTIIC sería un organismo de inteligencia que, en palabras de un funcionario anónimo, sea capaz de “unir los puntos” entre diversas amenazas cibernéticas y realizar un “análisis integral de todas las fuentes”, para que el resto de organismo públicos sean conscientes de la gravedad de dichas amenazas en tiempo real.

El renovado interés de Obama en este campo se debe a los últimos ciberataques de gran relevancia que ha sufrido EEUU (como el que afectó a Sony Pictures), pero también a que el presidente, del Partido Demócrata, ve este tema como un posible espacio de acuerdos con el nuevo Congreso de mayoría republicana. Un Congreso que, con una u otra mayoría, lleva años intentando aprobar una legislación que empuje a las grandes compañías a compartir datos entre ellas y con el Gobierno, aunque siempre se ha visto obstaculizado por el debate en torno a la privacidad.

Al poco de publicarse la noticia sobre la creación del CTIIC en el Washington Post, el presidente de la compañía de ciberseguridad CrowdStrike, Shawn Henry, intervenía en la CBS para opinar sobre la noticia y afirmaba que lo que Obama intenta es conectar las agencias para facilitar su colaboración. El funcionario del que partió la información expresaba una postura similar: “Ninguna agencia existente tiene [a día de hoy] la responsabilidad de llevar a cabo estas funciones, por lo que necesitamos cubrir estas lagunas para ayudar al gobierno federal a cumplir con sus responsabilidades en materia de seguridad cibernética”.

De este modo, lo que se buscaría con la nueva agencia sería similar a lo que motivó la creación del Centro Nacional de Contraterrorismo creado a raíz de los atentados de Al-Qaeda del 11 de Septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, cuando el Gobierno recibió numerosas críticas tras la constatación de que la comunicación de las diferentes agencias de inteligencia entre sí había sido más bien deficiente hasta ese momento.

El CTIIC se encargaría, además, de “hacer fluir los datos de inteligencia entre los diversos organismos, incluidos los enlaces con el sector privado”. Y precisamente las relaciones con el sector privado son otro punto polémico que piensa abordar la administración Obama: durante una rueda de prensa, Lisa Monaco, principal asesora de la Casa Blanca para la lucha contra el terrorismo, emplazó a las grandes empresas tecnológicas a compartir más información con el Gobierno sobre nuevas amenazas cibernéticas. “Queremos que la información fluya en ambos sentidos, el sector privado cuenta con información vital que no siempre comparten con nosotros”. El asunto es complejo para Silicon Valley, porque aún existe una gran desconfianza después de que las filtraciones de Edward Snowden mostraran que la NSA estaba extrayendo información de sus centros de datos en el extranjero. La propia Google dejó de asistir a finales de ese año a las reuniones de seguridad cibernética.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.