Seguridad

Más de la mitad del malware dirigido a dispositivos IoT se ha creado en 2017

Más de la mitad del malware para dispositivos IoT se ha creado en 2017

Los dispositivos conectados se han convertido en uno de los principales focos a los que los ciberdelincuentes dirigen y multiplican sus ataques con código malicioso. Su crecimiento es tan trepidante que solamente en este 2017 se ha creado más de la mitad de este tipo de malware.

Desde Kaspersky Lab advierten que los fallos de ciberseguridad relacionados con el Internet de las Cosas están suponiendo un enorme incremento de los ataques perpetrados por cibercriminales, que han decidido poner el foco en las grabadoras de vídeo digital y las cámaras IP. En este momento, las cifras de malware contra dispositivos inteligentes supera la cantidad de 7.000, más de la mitad surgidas en este año, lo que evidencia su veloz evolución.

Desde el blog de la compañía señalan que “debido a la gran cantidad y variedad de dispositivos inteligentes que existen, desde relojes y televisores a routers y cámaras, el Interner de las Cosas es un objetivo sumamente atractivo para los ciberdelincuentes. Al hackear con éxito los dispositivos IoT, los criminales pueden espiar a la gente, chantajearlos e incluso convertirlos discretamente en sus compañeros de crimen”. También han destacado que la presencia de botnets como Mirai y Hajime constituyen otro indicador del aumento de la ciberamenaza.

Descubren cómo hackear un ordenador ¡con un cigarro electrónico!

Los expertos de Kaspersky Lab han señalado que una gran parte de los ataques con malware tienen por objetivo las grabadoras de vídeo digital y cámaras IP, mientras que un 20% se dirige a los dispositivos de red. Atendiendo a los países que reciben dichas ciberamenazas, los más atacados son China, Vietnam, Rusia, Brasil, Turquía y Taiwán.

La firma de ciberseguridad indica que “la mayor parte de  los dispositivos inteligentes ejecutan sistemas operativos basados ​​en Linux, facilitando los ataques, ya que los ciberdelicuentes escriben código malicioso genérico dirigido a un gran número de dispositivos en simultáneo”. Además, muchos de los gadgets conectados al Internet de las Cosas carecen de solución de ciberseguridad o no se actualizan con frecuencia, por lo que existen millones potencialmente vulnerablesy que se multiplican con el crecimiento del mercado de IoT– y muchos otros ya comprometidos.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.