Seguridad

Miles de fotos podrían haber sido robadas de Snapchat: ¿de quién es la culpa?

Cientos de miles de fotos podrían haber sido robadas de Snapchat: ¿de quién es la culpa?
Escrito por Redacción TICbeat

La startup niega que se haya producido ninguna brecha de seguridad en sus servidores y atribuye la filtración de imágenes a un mal uso de su aplicación.

Otra mala noticia para la privacidad online: de nuevo, usuarios anónimos han publicado en el foro 4chan.com, el mismo en el que se anunció hace semanas la filtración de imágenes íntimas de famosas, la existencia de miles de fotos y vídeos privados robados de la app Snapchat.

El botín todavía no ha aparecido –el enlace que llevaba a él solo estuvo un tiempo online- y resulta difícil pronosticar si lo hará, pero existe, al menos, un motivo para estar preocupados, y es el éxito de esta aplicación móvil de mensajería instantánea entre los adolescentes, lo que significa que imágenes íntimas de menores de edad podrían ver la luz.

El número de fotografías y vídeos robados oscila entre las 100.000 y las 200.000, en función de la fuente, y algunos expertos de seguridad aseguran que las imágenes han sido interceptadas a lo largo de años, como se sospecha que sucedió con las robadas a Jennifer Lawrence, Kirsten Dunst y otras estrellas de Hollywood.

Creada en 2011, la app Snapchat permite el envío de mensajes instantáneos, así como fotografías y vídeos, que se eliminan automáticamente 10 segundos después de que todos sus receptores los hayan abierto. Sus fundadores, Evan Spiegel y Bobby Murphy, siempre explican que se inspiraron para esta idea en los problemas que a veces ocasiona que en Facebook nos etiqueten en fotos algo comprometidas.

Desde el principio, la aplicación gozó de gran popularidad entre el público millenial –los nacidos entre finales del siglo XX y principios del XXI-, pero fue la oferta de compra por parte, precisamente, de Facebook, y el rechazo a ésta de Snapchat, lo que puso a la aplicación en los titulares de medio mundo. Mark Zuckerberg, fundador de la red social, ha reconocido que, con su sistema de “autodestrucción” de imágenes, Snapchat ha dibujado un nuevo escenario de privacidad online muy interesante.

¿Cómo ha podido suceder?

El equipo de Snapchat ya se ha pronunciado y ha señalado hacia fuera: las apps de terceros diseñadas para trabajar con la suya. “Nuestros usuarios han sido víctimas del uso de aplicaciones de terceros que envían y reciben snaps (así llaman a los mensajes y archivos en Snapchat), una práctica que hemos prohibido expresamente en nuestros términos porque compromete la seguridad de nuestros usuarios”, han dicho, en declaraciones recogidas por BBC.

En concreto, muchos ojos miran a una app llamada Snapsaved (no confundir con Snapsave), cuya función principal es la de permitir a los usuarios guardar en sus dispositivos móviles las imágenes que Snapchat destruye cuando son abiertas. Snapsaved no está disponible en marketplaces oficiales como Google Play Store. Desde Snapchat presumen de llevar tiempo peleando “con éxito” para que estas aplicaciones de terceros sean eliminadas de las app stores.

Pero Snapsaved, según informan desde Bits, el blog del New York Times, fue creada en 2013, lo que tampoco daría a los ciberdelincuentes responsables del robo de imágenes el margen de años durante el que se asegura que han estado actuando. Y, además, los expertos en seguridad se resisten a echar toda la culpa sobre los hombros de usuarios que, supuestamente, habrían “desobedecido” las instrucciones de seguridad de Snapchat.

Los responsables de Snapchat niegan que se haya producido ninguna brecha de seguridad en sus servidores; sin embargo, desde el mundo de la seguridad online se dice que Snapchat debería vigilar mejor éstos y, sobre todo, formar algo mejor a sus usuarios en seguridad antes de atribuirles toda la responsabilidad de lo sucedido. Las tecnológicas saben que pocos usuarios han leído detenidamente los términos y condiciones de todos los servicios que usan.

Foto cc: westpark

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.