Seguridad

Megaupload.org, dominio en manos del FBI, se llena de anuncios porno

Escrito por Marcos Merino

Todo se debe a la mala gestión del servidor de nombres que la agencia federal usa para dar servicio a sus dominios incautados.

Cuando las autoridades estadounidenses iniciaron su proceso penal contra Megaupload, se incautó de varios activos de la compañía, entre ellos los nombres de dominio vinculados al popular servicio de almacenamiento de archivos lanzado por Kim Dotcom. Durante los cinco años siguientes, esos dominios (entre los que podemos citar Megastuff.co, Megaclicks.org, Megaworld.mobi, Megaupload.com, Megaupload.org, y Megavideo.com) han permanecido en manos del FBI, pero las últimas noticias llevan a que nos preguntemos si su gestión de los mismos ha sido la adecuada.

Y es que, a día de hoy, pese a que los dominios siguen siendo propiedad del FBI (y, como confirma un WHOIS, dicha agencia aparece como contacto administrativo y técnico) aquellos internautas que visiten Megaupload.org se encontrarán con una web llena de anuncios de ‘porno soft’. ¿Cómo es posible?

Resulta que el FBI usa un dominio, cirfu.net, para gestionar sus servidores de nombres. Cuando el registro de dicho dominio expiró, el FBI no lo renovó y cayó en manos de una persona u organización ajena al gobierno federal. Eso les ha permitido ‘secuestrar’, en cierta forma, todos los dominios confiscados por el FBI aunque estos sigan en manos de la agencia, insertando selectivamente los contenidos que han deseado (fundamentalmente, anuncios para monetizar su tráfico). Es decir, con independencia de lo que ocurriera con cirfu.net, el FBI tiene en sus manos arreglar el problema si lo desea.

Pero de hecho, también podría haber evitado perder cirfu.net. Y es que el año pasado ya tuvieron exactamente el mismo problema: no renovaron el dominio, que cayó en manos de una tercera persona… y Megaupload.com (que no .org) se llenó a anuncios durante un tiempo. Para Kim Dotcom, el fundador de Megaupload que podría ser extraditado a los Estados Unidos en los próximos meses, lo ocurrido es una muestra de dejadez: “Su gestión de los dominios de Megaupload es un reflejo de todo el caso: poca profesionalidad”.

Vía | Torrent Freak

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.