Seguridad

Los trabajadores descargan un nuevo malware cada cuatro segundos

datos, oficina,

El número de ataques por malware se ha multiplicado por nueve, en tanto que el trabajador se ha convertido en el eslabón más débil en la cadena de seguridad de las empresas.

¿Son los empleados el punto débil en las estrategias de seguridad de las compañías? Cada vez más organizaciones contemplan este factor como clave para evitar ataques cibernéticos y fugas de información; pero ahora también hay un informe que lo corrobora: los trabajadores son los responsables de que un nuevo malware entre en los dispositivos y el entorno de las empresas cada cuatro segundos.

Y no sólo eso: las empresas han visto como se multiplicaba por nueve el número de ataques con malware desconocido. Eso asegura un informe de Check Point, en el que también se destaca que hasta 12 millones de nuevas variantes de software malicioso han sido descubiertas cada mes. Una cifra muy alarmante, más si tenemos en cuenta que se ha descubierto más malware en los dos últimos años que en toda la década anterior.

Volviendo al rol que juegan los empleados a la hora de propagar las ciberamenazas dentro de las organizaciones, el acceso desde smartphones y tablets a las plataformas empresariales también será un importante factor a tener en cuenta. No en vano, uno de cada cinco trabajadores provocará una violación de la red corporativa a través de malware móvil o conexiones WiFi comprometidas.

Por canales, el correo electrónico sigue siendo la vía principal por la que los atacantes introducen su software malicioso dentro de las empresas, una incidencia que se repite en el 75% de los casos, seguido por los medios sociales. A su vez, por tipo de amenazas, los ataques de phishing continúan aumentando en volumen y en impacto, afectando ya al 80 por ciento de las empresas encuestadas.

De todo este maremágnum de inseguridad cibernética, el 39% de los ataques procedentes de los endpoint de la empresa lograron traspasar las fronteras de la empresa y adentrarse en el seno de la organización. De hecho, el 85% del software malicioso fue detectado en operaciones de rutina una vez que ya estaban dentro de las redes de la compañía.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.