Seguridad

Los partidos políticos británicos, ¿el nuevo objetivo de los ciberatacantes?

reino-unido-paises-avanzados

Después de Estados Unidos o Alemana, la democracia británica puede ser el siguiente objetivo de los ciberatacantes. O al menos eso cree la inteligencia de Reino Unido.

Tras los ataques cibernéticos que protagonizaron gran parte de la campaña electoral estadounidense, achacados en su mayor medida a grupos de ciberdelincuentes procedentes de Rusia, los miedos a que intromisiones o actividades ilegales en el mundo online afecten a la arena política se han replicado en todos los países del mundo. Alemania fue una de las primeras en dar la voz de alarma ante varios ataques contra su gobierno y sus partidos políticos, alerta que también ha replicado Reino Unido.

En ese sentido, el Centro Nacional de Seguridad Cibernética (NCSC) de Gran Bretaña, una entidad perteneciente a los servicios de espionaje de ese país, ha enviado un escrito a los líderes de los principales partidos políticos del lugar en el animaban a estos entes a protegerse contra posibles ataques cibernéticos que socaven la democracia de las islas. “Son conscientes de lo sucedido en Estados Unidos, Alemania y otros muchos lugares, situaciones que nos recuerdan el potencial de una acción hostil contra el sistema político británico“, explica en la misiva Ciaran Martin, jefe del NCSC.

Tal y como publica hoy el diario local Sunday Times, el organismo oficial está preocupado no sólo porque pueda llegar a producirse un ataque, sino por la extraordinaria cantidad de objetivos potenciales que están en el punto de mira de los delincuentes internacionales. “Los ataques contra nuestros procesos democráticos van más allá de los partidos políticos y pueden incluir ataques al Parlamento, oficinas electorales, grupos de reflexión y de presión, así como cuentas de correo electrónico de varios individuos”, se indica en el documento.

Eso sí, la inteligencia británica ni confirma ni desmiente que las amenazas cibernéticas provengan de Rusia como en ocasiones anteriores, limitándose a admitir que esa nación -al igual que muchas otras- tienen la capacidad de llevar a cabo esta clase de procedimientos ilegales.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.