Seguridad

Los consejos del INCIBE para una pyme segura, también en verano

Ten en cuenta estas claves fundamentales para proteger tu seguridad digital este verano

En verano tendemos a relajarnos en muchos aspectos, también en las políticas de seguridad de nuestra empresa. He aquí algunas pautas para no ser pasto de los ciberdelincuentes.

Llega el verano y, con él, un tiempo de relajación y descanso de los quehaceres diarios. Vacaciones mediante, o bien gracias a la jornada intensiva, lo cierto es que las agendas cargadas de citas de meses anteriores se van volviendo poco a poco más vacías, las oficinas empiezan a echar en falta a algunos de sus inquilinos y una nueva camada de profesionales -los becarios- comienzan a hacer su entrada en escena.

Sin embargo, entre los calores propios de esta época también surge un problema destacado del que muchas empresas no son conscientes: el aumento de las amenazas informáticas ante la bajada de medidas de seguridad en las organizaciones. Por ello, desde el INCIBE han elaborado una serie de consejos para que no decaiga el interés en la ciberseguridad y protección digital de cara al período estival:

  • Proteger los dispositivos ante posibles pérdidas y robos. Teléfonos móviles, tablets y portátiles son objetos muy codiciados por los delincuentes. En ese sentido, tanto si somos víctimas de un robo como si extraviamos nuestro dispositivo, lo más probable es que nunca lo recuperemos, por lo que es clave tener nuestra información cifrada, duplicada en copias de seguridad o, simplemente, en sistemas cloud perfectamente seguros.
  • Evitar el acceso a redes públicas o desconocidas. Siempre que sea posible, si tenemos que acceder a información sensible a través de la red, debemos optar por utilizar conexiones 3G o 4G, así como emplear redes privadas virtuales (VPN). Desde el INCIBE también recomiendan usar siempre nuestros propios dispositivos y nunca acceder a la información corporativa desde un terminal de uso público.
  • Formar a los nuevos empleados. El verano suele ser época de sustituciones, por lo que debemos tener en cuenta la formación en ciberseguridad del nuevo personal. De lo contrario se pueden correr riesgos innecesarios simplemente por desconocimiento en los procedimientos de seguridad. Además, indican los expertos, los nuevos empleados pueden ser un objetivo más fácil para los ciberdelincuentes ya que no están familiarizados con la rutina y los procedimientos propios de la empresa.
  • Comprobar las copias de seguridad. Los backup son esenciales para recuperarnos de cualquier desastre o incidente de ciberseguridad y garantizar así la continuidad de negocio. En verano, deberemos garantizar que las copias se realizan regularmente, están en lugar seguro, los trabajadores saben cómo restaurarlas y realizar pruebas para asegurarnos de que funcionan.
  • Velar por la identidad corporativa y reputación online. Una mala gestión tanto de las redes sociales como de la página web de la empresa podría dañar la imagen empresarial y causar desconfianza hacia nuestra marca. “No descuides las redes sociales porque disminuya la actividad, ya que en ellas mantenemos relaciones con clientes, proveedores y otros profesionales. Aplica las medidas de seguridad necesarias para proteger tu web ante posibles ataques, nunca olvides que es tu carta de presentación ante clientes potenciales”, dicen en el INCIBE.
  • Comprobar que el plan de contingencia y continuidad de negocio de la empresa está actualizado. Durante nuestra ausencia, es importante que ante cualquier posible incidente que ocurra podamos garantizar la manera de reanudar la actividad normal de nuestra empresa en el menor tiempo posible y así minimizar las pérdidas. Añaden desde la institución leonesa que deberemos designar “una persona de confianza que conozca el plan y sepa cómo actuar llegado el caso de manera rápida y eficiente”.
  • Proteger los equipos del calor. Los equipos informáticos son herramientas de trabajo y soportes de almacenamiento de la información de nuestra empresa. Aunque la temperatura siempre es un factor a tener en cuenta a la hora de proteger nuestros dispositivos, el calor típico de esta época del año nos obliga a prestar especial atención a las condiciones de temperatura y humedad de los lugares donde se encuentran situados los equipos, principalmente los servidores.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.