Seguridad

Las ‘telco’ en EEUU se defienden de las críticas: “nunca hemos invadido la privacidad de nadie”

donald-trump-iphone-costaria-dos-mil-euros

Tras la revocación del Congreso y Senado de las medidas de protección de datos impulsadas por Obama, las principales beneficiadas de este cambio de guion, las ‘telco’, defienden su honestidad.

Donald Trump no es un ejemplo de estabilidad emocional ni de riqueza intelectual, dos facultades que juntas le imposibilitan tomar decisiones que ayuden a los ciudadanos a los que representa. Un buen ejemplo de ello es la rabieta contra Obama y todo lo que su antecesor en la Casa Blanca representa, que le lleva a quedar en ridículo en su lucha contra el ‘Obamacare’ o, en el caso que nos ocupa, a desatar el caos entre los operadores de telecomunicaciones, los prestadores de servicios online y los internautas norteamericanos.

Retrocedamos un poco: al poco de acceder al poder, el hombre de cabellos dorados colocó a su esbirro Ajit Pai al frente de la FCC, el regulador de las telecomunicaciones en aquel país. Además de buscar la fórmula para eliminar la neutralidad de la Red a la velocidad de la luz, Pai no tardó mucho en criticar y poner tierra de por medio con las políticas de privacidad que Barack Obama impulsó para dificultar la explotación y venta abusiva de información personal (como el historial de navegación web) por parte de las principales ‘telco’, incluso sin permiso previo de los propios usuarios. Un camino que la pasada semana recorrieron también el Congreso y Senado del país, de mayoría republicana.

Con este movimiento, se eliminan las restricciones y controles adicionales que compañías como AT&T, Verizon o Comcast debían cumplir a la hora de gestionar los datos más sensibles de sus consumidores; un ataque a la línea de flotación de la privacidad online pero una ayuda sin igual a la rentabilidad y la libertad de mercado que exigían estas grandes corporaciones.

Pues bien, y como sucede con todo lo que toca Trump, las críticas sociales han sido inmediatas, y los operadores se han visto obligados a salir a la palestra para argumentar su defensa de la polémica decisión de Trump ante unos consumidores más que preocupados por el uso que estas compañías hacen de su información. Gerard Lewis, director de privacidad de Comcast, ha explicado al respecto que su empresa “no vende el historial de navegación web individual de nuestros clientes de banda ancha. No lo hacíamos antes de que se adoptaran las normas de la FCC, y no tenemos planes de hacerlo”. En sus declaraciones, recogidas por Recode, se adelanta también que Comcast se va a comprometer a no compartir datos de niños sin el permiso de sus padres.

A su vez, AT&T ha calificado de “encomiable” la votación del Congreso y Senado, así como el trabajo de la nueva FCC, para revertir las reglas de privacidad impulsadas por Barack Obama. Eso sí, su vicepresidente ejecutivo Bob Quinn ha resaltado que “la decisión política no ha tenido ningún efecto sobre la protección de la privacidad” que este operador de telecomunicaciones ofrece a sus consumidores. Y, por supuesto no faltaba el dardo contra Google, Microsoft o Facebook: “Si el gobierno cree que los datos de localización son sensibles y que se necesitan más permisos explícitos, estas protecciones también deberían aplicarse a todos los actores que manejan esos datos, sea una ‘telco’ o un motor de búsqueda”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.