Seguridad

La Universidad Politécnica de Cataluña, epicentro de la cooperación judicial contra el cibercrimen

Defensa contra el cibercrimen

El esCERT de la UPC formará parte del proyecto europeo LIVE_FOR como centro de información para que jueces y agentes forenses compartan criterios y mejores prácticas en la difícil lucha contra los crímenes cibernéticos.

Cataluña será uno de los epicentros de la cooperación europea en la lucha judicial contra los crecientes cibercrimenes y actos de ciberterrorismo. Así se desprende del anuncio de la Universidad Politécnica de esta región de convertir su actual Equipo de Coordinación de Emergencias en Redes Telemáticas de la UPC (esCERT-UPC) en un centro de información para las policías, fiscales y jueces de la Europa occidental sobre la aplicación de las órdenes europeas de investigación en la lucha contra estos actos transfronterizos.

La iniciativa se enmarca en el proyecto europeo LIVE_FOR, financiado por la Dirección General de Justicia de la Unión Europea, que quiere facilitar la aplicación de la nueva directiva europea en cooperación judicial para estos tipos de delitos.

El porqué de este centro

La implementación en todos los países de la Unión Europa (UE) de la Directiva 2014/41 / EU es considerada un hito para la cooperación judicial en materia penal. Con esta directiva, conocida también como DIR OEI, se quiere simplificar los trámites que las autoridades judiciales deben realizar cuando soliciten pruebas que se encuentran en otro país miembro de la UE.

El objetivo es crear un sistema general de obtención de pruebas en los casos que tengan una dimensión transfronteriza mediante un instrumento llamado Orden Europea de Investigación (OEI), para que los fiscales y jueces de todos los países miembros puedan solicitar directamente a sus homólogos europeos pruebas de una investigación y que éstas puedan ser incorporadas en los procesos penales que tengan abiertos.

La dificultad que existe hoy en día, es que no todas las unidades policiales de los países europeos utilizan los mismos estándares para recopilar e intercambiar las pruebas de un delito: esta diversidad dificulta que jueces de determinados países —con estándares más rigurosos— puedan aceptar como válidas las pruebas recopiladas por autoridades de otro país.

Para facilitar a las autoridades judiciales europeas la obtención de evidencias relacionadas con casos de cibercrimen y ciberterrorismo cometidos en diferentes estados miembros, hace un año se puso en marcha el proyecto LIVE_FOR (Criminal Justice Access to Digital evidencia in the Cloud – LIVE_FORensics), en el que participa el mencionado esCERT de la Universidad Politécnica de Cataluña.

Se trata de un proyecto de dos años, financiado por la Dirección General de Justicia de la Unión Europea, que quiere definir el statu quo en este ámbito e identificar las diferencias de legislaciones de los diferentes países que puedan afectar la implementación de esta directiva. La iniciativa está liderada a nivel europeo por el Instituto Jozef Stefan (Eslovenia) y también participan la Vrije Universiteit Brussel (Bélgica), la Fachhochschule Albstadt Sigmaringen (Alemania), la Masaryk University (República Checa) y la Universidad Autónoma de Madrid.

Buenas prácticas en informática forense

La investigación de los casos de cibercrimen y ciberterrorismo a menudo implica la obtención de evidencias digitales en diversos entornos, que no siempre se encuentran bajo la jurisdicción de un mismo país. Por este motivo, el proyecto quiere crear un catálogo de buenas prácticas en el ámbito de la informática forense para la implementación de la directiva europea y facilitar el conocimiento, por parte de las autoridades judiciales de los diferentes países europeos, de las nuevas tecnologías para realizar investigaciones digitales y la conservación de pruebas en la nube. También se realizarán campañas de concienciación a fiscales e investigadores sobre la nueva herramienta europea para recolección de evidencias digitales transfronterizas.

El cibercrimen ruso ha robado 1.600 millones de euros desde 2012

El proyecto también prevé la realización de cursos de formación para los cuerpos policiales, jueces y fiscales europeos sobre estos requerimientos y buenas prácticas, como recibir las órdenes, ejecutarlas y utilizar métodos forenses digitales comúnmente aceptados en todos los países en las investigaciones.

En este sentido, el esCERT de la UPC y el Czech Cybercrime Centre of Excellence (C4e) de la Masaryk University (República Checa) se constituirán como centros de información para difundir estas buenas prácticas en Europa y ayudar a las autoridades judiciales a resolver dudas y solicitar información específica sobre cómo capturar, almacenar y transmitir evidencias digitales, en cumplimiento de órdenes europeas de investigación. Mientras que esCERT de la UPC será el centro de referencia para los países de la Europa occidental, el C4e lo será para los del centro y oriente del continente europeo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016 y 2017.