Seguridad

La Unión Europea quiere probar las defensas de los bancos ante ciberataques

Al estilo de los tan comentados ‘tests de estrés’, la banca europea tendría que superar un examen de ciberseguridad homogéneo para todo el continente.

Los ataques cibernéticos contra los bancos han aumentado en número y agresividad en los últimos años, en tanto que los criminales han encontrado nuevas formas de adentrarse en el interior de los bancos que van más allá del simple y llano pirateo de datos financieros de sus clientes. Por ejemplo, hace poco más de un año, 81 millones de dólares fueron robados del banco central de Bangladesh cuando un grupo de hackers entraron en su sistema y obtuvieron acceso a la red de transacciones internacionales SWIFT.

Ante este preocupante escenario, la Unión Europea planea realizar pruebas específicas para comprobar si los bancos cuentan con defensas suficientes contra los ataques cibernéticos más avanzados que se conocen. “Las entidades financieras están trabajando para demostrar su capacidad para hacer frente a la creciente amenaza de intrusos que obtienen acceso no autorizado a sus sistemas y datos críticos“, advierte un informe de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) publicado en diciembre.

Las pruebas a realizar serían similares a los famosos y controvertidos ‘test de estrés’ a los que ya se someten los bancos para comprobar su capacidad de responder a distintos escenarios financieros adversos, informa Reuters. La propia EBA sería la responsable de realizar esta nueva comprobación, siempre que la iniciativa salga adelante, a partir de mediados de 2018.

Hasta ahora, esta autoridad bancaria comunitaria se había limitado a reconocer el temor creciente a la seguridad cibernética, además de instar a los distintos organismos de los distintos Estados Miembros de la zona euro a poner a prueba sus instituciones financieras ante estos riesgos. Pero esta es la primera vez que se defiende la idea de que estos tests se realicen de forma común para todo el marco europeo.

Asimismo, la EBA quiere instaurar iniciativas adicionales para contrarrestar los efectos de un posible ataque a los sistemas digitales de la banca, como favorecer el intercambio de información sobre amenazas cibernéticas o la penetración y la resistencia de los sistemas entre distintas entidades financieras.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.