Seguridad

La Policía aborta una gran trama de venta online de medicamentos ilegales

Escrito por Marcos Merino

El Puerto de Santa María era el centro de operaciones de un grupo de traficantes que pagaban a sus proveedores (laboratorios clandestinos de la India) con criptodivisas, y QUE eran expertos en posicionamiento web y en navegación a través de la red Tor.

Tras medio año de investigaciones, la Policía Nacional detuvo el pasado viernes a veinticinco personas (la mayoría de nacionalidad española) e incautó unas 50.000 pastillas de fármacos, en el marco de una operación que ha permitido desarticular una enorme red de venta online de medicamentos relacionados con la disfunción eréctil y los tratamientos adelgazantes, ilegal por la ausencia de controles sanitarios (y más tratándose de medicamentos potencialmente peligrosos para personas con afecciones cardíacas).

Las dos páginas web que usaban como canal de venta, y que ya han sido ya clausuradas por orden judicial, funcionaban como farmacias virtuales desde las que los usuarios podían adquirir una amplia gama de sustancias (62, concretamente) que previamente sus responsables habían adquirido a muy bajo precio a laboratorios clandestinos de la India a través de la Deep Web.

Tras eso, se transportaban (pasando previamente por países como Suiza y Alemania, para no levantar sospechas en la aduana española) en paquetes a un centro de distribución localizado en la población gaditana del Puerto de Santa María. Desde ahí llegaba a los más de 6000 clientes de la red repartidos por todo el país (tanto consumidores finales como otros distribuidores).

Silk Road: una startup de 1.000 millones y una cadena perpetua

Según la Policía Nacional, se trataría del primer caso en que un operativo de estas características interviene un monedero virtual de criptodivisas usado para el pago a los proveedores de la trama (se han intervenido 65.000 euros en bitcoin y otros 23.000 en efectivo), y en el que se detecta el uso de la red Tor (herramienta tradicional de los usuarios de la Deep Web), lo que ha dificultado la actuación policial y judicial. Los agentes han detectado, además, que el grupo criminal buscaba dar el salto del mercado español a otros países como Reino Unido.

Además, el grupo criminal mostraba un alto grado de especialización tanto informático como en marketing digital, puesto que contaban con una efectiva estrategia SEO para abrir constantemente nuevas páginas que ayudaban a posicionar su producto en los buscadores web.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.