Seguridad

La ministra de Interior británica exige acceso a la mensajería cifrada

Francia lanza app móvil gratuita para alertar de atentados en Eurocopa
Escrito por Marcos Merino

A raíz del atentado a las puertas del Parlamento del Reino Unido, Amber Rudd quiere obligar a WhatsApp y otras apps a que faciliten la ruptura de su cifrado.

Hace unos días, el yihadista Khalid Masood sembraba el terror en el centro de Londres, a la mismas puertas del Parlamento británico. Tan sólo un par de minutos antes, según la investigación policial, habría enviado varios mensajes cifrados a través de su smartphone. Este hecho ha sido el desencadenante para que Amber Rudd, ministra británica de Interior nombrada semanas después del referéndum del Brexit, haya realizado unas declaraciones en la BBC señalando el peligro que representarían las aplicaciones de mensajería cifrada, y pidiendo la colaboración de las compañías desarrolladoras de las mismas.

“Cada ataque confirma el papel que Internet juega como canal para incitar a la violencia a y la difusión de ideología extremista de todo tipo“, sentenciaba Rudd. “Los tiempos en que los terroristas usaban las redes sociales como su plataforma están llegando a su fin […] Necesitamos asegurarnos de que organizaciones con WhatsApp, y muchas otras como ellos, no proporcionen lugares secretos para que los terroristas se comuniquen entre sí, y de que nuestros servicios de inteligencia tengan la capacidad de intervenir en el cifrado de WhatsApp“.

Según Rudd, esos mensajes podrían resultar una pista clave en la búsqueda de posibles cómplices, pero no está segura de que las fuerzas del orden británicas puedan acceder a los mismos. Por ello, la ministra afirma confiar en que logrará llegar a un acuerdo voluntario con las empresas tecnológicas implicadas (que tienen que “cumplir con su responsabilidad”), pero dando a entender que está preparada para recurrir a la ley para obligarles si es necesario. Apelando directamente a los responsables de estos servicios online, Rudd afirmaba que “estas personas tienen familia, tienen hijos, así que deberían estar de nuestro lado”. De este modo, la ministra ha establecido ya el marco de debate para la reunión que mantendrá esta semana con representantes de las compañías tecnológicas.

La oposición progresista (laboristas y liberal-demócratas) afirman estar en contra de este ataque al derecho a la privacidad de los británicos. Para Jeremy Corbyn (líder laborista) no hay ninguna razón por la que los servicios de seguridad no puedan recurrir a los tribunales para solicitar el acceso a los mensajes que consideren de interés, mientras que Brian Paddick (portavoz de Interior de los libdems) advirtió que implementar leyes que limiten las libertades civiles supone una victoria para los terroristas.

Vía | The Independent

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.