Seguridad

La AEPD, preocupada por la evolución del Big Data e Internet de las cosas

La AEPD, preocupada por la evolución del Big Data e Internet de las cosas
Escrito por Redacción TICbeat

La Agencia organizó una Jornada sobre el impacto que ambas tecnologías pueden tener en la protección de los datos de los ciudadanos.

A la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) le preocupa la evolución de la tecnología Big Data y las implicaciones que ésta pueda tener en la privacidad y la seguridad de la información personal de los usuarios.

Es una de las conclusiones que se extraen de la Jornada ‘Protección de datos y tratamientos masivos de información’, con la que la AEPD quiso celebrar ayer el Día Internacional de la Protección de Datos.

En un comunicado, la Agencia explica que “la evolución del fenómeno del Big Data y la utilización que se realice de esta tecnología” es un tema que le preocupa, ya que los perfiles que pueden extraerse sobre las personas pueden tener “una enorme repercusión no sólo sobre su privacidad sino también en lo referente al libre desarrollo de su personalidad”.

“El Big Data permite extraer conclusiones sobre individuos, señalar su proclividad a determinadas conductas, o predecir su probabilidad de encontrarse en determinados estados: situaciones económicas, enfermedades, etc”, añade la nota de prensa.

Durante su intervención en la Jornada, el director de la AEPD, José Luis Rodríguez Álvarez, subrayó que “no todo lo tecnológicamente posible resulta aceptable”, y  señaló que cuestiones como ésta han de abordarse en “un diálogo continuo entre ingenieros, desarrolladores y expertos en privacidad, y entre las empresas y las autoridades de control”.  “El derecho a decidir sobre la propia información personal es un derecho fundamental y, como tal, es irrenunciable”, sentenció.

En la Jornada se analizó también el impacto que puede tener en la privacidad de los ciudadanos el conocido como Internet de las cosas, una tecnología que la AEPD define como “una infraestructura en la que objetos más o menos cotidianos integran diversos tipos de sensores y están diseñados para recoger, procesar, almacenar y transmitir datos, así como para interactuar con otros dispositivos usando las capacidades de la red”.

Su equipo hizo referencia ayer a la repercusión que tiene en la privacidad de los ciudadanos el hecho de que “los datos puedan ser recogidos sin que los afectados se percaten de ello”, y la posterior generación de múltiples flujos de información provocada por la intervención de una pluralidad de actores, que “puede facilitar que los datos acaben siendo destinados a usos muy distintos de los originalmente previstos por los ciudadanos”.

Desde la AEPD se defiende que el desarrollo de estas tecnologías –Big Data e Internet de las cosas- “no puede abordarse únicamente desde un enfoque normativo y es necesario realizar una reflexión más profunda sobre los límites de estos sistemas y la necesidad de conciliar los beneficios de la innovación y la economía digital con el respeto a los derechos fundamentales de las personas”.

Foto cc: Josh Hallett

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.