Seguridad

Kaspersky y AVL proponen una solución de seguridad para los coches conectados

Kaspersky Lab y AVL han propuesto conjuntamente la solución SCU, un prototipo del sistema de seguridad para proteger los coches conectados frente a los ciberataques.

Kaspesky Lab y AVL Software and FunctionsGmbH han aprovechado la feria NewMobilityWorld / IAA 2017 para presentar conjuntamente su prototipo de la solución de seguridad para los vehículos conectados.

Los automóviles han evolucionado en los últimos años de manera incomparable, incorporando nuevas tecnologías inteligentes para diagnósticos remotos, conducción autónoma, asistencia a la conducción remota, sistemas de entretenimiento e información, entre otros. No obstante, junto a su evolución también ha incrementado la exposición de los vehículos a las ciberamenazas.

La industria del vehículo autónomo y conectado se enfrenta a grandes retos de ciberseguridad. La complejidad del sistema de los vehículos conectados, junto al creciente número de aplicaciones de terceros y el incremento de la actualización del software vía inalámbrica, dificulta la comprobación de la seguridad del sistema en el diseño. Esto provoca que los coches conectados sean muy vulnerables a los hackers.

El responsable de tecnologías del futuro y jefe de arquitectura de seguridad de Kaspersky Lab, Andrey Doukhvalov, reconoce la preocupación de los usuarios por la ciberseguridad de los coches conectados.

Por ello, Kaspesky Labs y AVL han creado la solución de seguridad SCU (SecureCommunicationUnit), con el objetivo de mejorar la protección de los vehículos conectados desde su diseño, y según Doukhavalov “asegurando que las oportunidades que nos llegan de mano de la conectividad no se convierten en fracasos”.

Se trata de una unidad de control de pasarela de comunicación que conecta varias subredes y controladores de la red del vehículo, actuando como una única pasarela que protege los flujos de entrada y salida de las comunicaciones. De esta manera, se crea una comunicación sin interferencias dentro de la red del vehículo.

Cómo afectará la era del coche conectado a los trabajadores y empresas

Además, el sistema operativo que usa, Kaspersky OS, está diseñado especialmente para sistemas integrados que requieren una elevada ciberseguridad. El sistema prohíbe el funcionamiento sin documentar, reduciendo notablemente el riesgo de ciberataque en el coche conectado.

La plataforma ofrece un marco para ciertas aplicaciones personalizadas, permitiendo a los fabricantes de automóviles desarrollar e implementar SCU exclusivas para sus vehículos, basadas en un hardware concreto y con unos componentes de software adicionales según sus planes de fabricación. La SCU está disponible para OEMs, ODMs, integradores de sistema y desarrolladores de software de todo el mundo.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!