Seguridad

Hacking Team fue atacada por un gobierno, asegura su fundador

Deepak Daswani: “Ya existen guerras que se libran con ciberarmas”
Escrito por Redacción TICbeat

David Vincenzetti insiste en que ellos son los buenos de la película.

El fundador de Hacking Team, la compañía italiana de software de seguridad (para algunos) o pirateo (para otros) que fue hackeada recientemente, asegura que el ataque no procede de alguien con pocos recursos, sino que, por sus características solo puede venir de una organización a nivel gubernamental.

David Vincenzetti ha lanzado estas acusaciones en una entrevista con el periódico La Stampa que traduce BBC News. Asegura que la brecha de seguridad no se debe a fallos como una contraseña débil, sino que el atacante estuvo trabajando en ella de forma premeditada durante meses. Aun así no ha entrado en detalles sobre qué aspecto concreto de sus infraestructuras fue el que pudo fallar.

Desde el inicio de su trayectoria, Hacking Team se ha visto envuelta en la controversia y la polémica. Mientras su equipo siempre afirma que están especializados en la ciberseguridad, otros la han señalado como un foco de malware, y, lo que es más grave, como responsable de facilitar labores de cibervigilancia a gobiernos sospechosos de no respetar los derechos humanos. El ataque hacker de la semana pasada volvió a ponerla bajo sospecha, puesto que en él se filtró en Twitter la existencia de transacciones con estados como Sudán, Azerbayán y Egipto, en el punto de mira internacional por su trato a los derechos humanos.

En respuesta a quienes los acusan de comerciar con ciberarmas con gobiernos represores, Vincenzetti afirma que “Hacking Team” son los buenos de la película, y se justifica alegando que ellos “no venden armas ni pistolas”. “Somos los buenos”, señala.

Quienes enmarcan el software de Hacking Team en la categoría de malware lo hacen por su supuesta capacidad para robar información, pero la compañía siempre ha presentado sus herramientas como un método de cibervigilancia y de cumplimiento de la ley, y ha tildado este tipo de acusaciones de “suposiciones”. También niegan vender a regímenes represivos de distintas partes del mundo, y aseguran que han sido escrupulosos con las políticas de la Unión Europea respecto a acuerdos comerciales con estados represores. En la entrevista, Vincenzetti alega que, en cuanto tuvieron noticias de que el gobierno etíope estaba empleando sus herramientas para espiar a periodistas y opositores, cortó toda relación con él.

Foto cc: Mike Licht

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.