Seguridad

Hackers rusos habrían obtenido información de gobiernos extranjeros a través de fallos en Flash y Windows

seguridad

Los agujeros de seguridad en Adobe Flash y el sistema operativo Windows fueron explotados por hackers rusos para obtener información sobre otros gobiernos.

Los agujeros de seguridad en Adobe Flash y el sistema operativo Windows siguen dando que hablar. Y es que a las numerosas amenazas que se ciernen sobre ambos software ahora se une la noticia de que un grupo de hackers rusos habrían utilizado ciertas deficiencias en su código para obtener información sobre gobiernos de otros países.

Se trata, por tanto de una amenaza a alto nivel y dirigida de forma muy selectiva a los equipos y sistemas de las Administraciones Públicas de los principales países del mundo, incluyendo Estados Unidos. Así lo refleja un informe de FireEye, un proveedor de seguridad de EEUU, quien ha detectado la actividad de este grupo de hackers (denominado APT28) desde octubre. Entre los principales objetivos de sus ataques estarían, siempre según este estudio, “los gobiernos, militares y administraciones de seguridad y diplomáticas”.

seguridad

Los autores del ataque, APT28, funcionan desde 2007 y en estos años han hecho numerosas intrusiones en los sistemas informáticos de otras naciones, siempre con objetivos muy similares: averiguar información confidencial de otros gobiernos, como la agenda personal de Obama (un ataque desvelado este mismo mes y que también se asocia a este grupo). Se les ha asociado al Kremlin, aunque esa relación nunca ha sido completamente probada.

En este caso, los hackers se habrían aprovechado de sendos agujeros de seguridad en Windows. En el caso de Adobe ya se ha lanzado un parche que soluciona este problema, mientras que en el caso de Windows aún se está desarrollando un arreglo oportuno, aunque fuentes de la compañía aseguran que se trata de un fallo menor que el de Adobe ya que requeriría de poderes de administrador en el ordenador, algo que la mayoría de los empleados de la Administración Pública no posee.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.