Seguridad

Los trabajadores freelance, nuevo objetivo de los cibercriminales

Los autónomos y freelance son el nuevo objetivo de los ciberdelincuentes

Los autónomos y freelance están bajo el punto de mira de los ciberdelincuentes, que a través de malware y apps engañosas se aprovechan de la vulnerabilidad de estos trabajadores.

A las habituales complicaciones que padecen los autónomos en nuestro país –impuestos, solicitudes a los partidos políticos para mejorar su situación económico, o cambios fiscales-, se suma el aumento de los ciberataques.

5 consejos de ciberseguridad que pueden salvar tu pequeño negocio

Según alerta Kaspersky Lab, empresa privada de soluciones de seguridad endpoint, los freelance se han convertido en un jugoso objetivo para los ciberdelincuentes, que se sirven de peligrosos virus y tipos de malware, pero además, también de mecanismos legales, ya que emplean aplicaciones móviles como AirDroid, que permite controlar smartphones sin necesidad de estar cerca de las víctimas.

¿Cómo engañan los ciberdelincuentes a los freelances?

Para acceder a los datos y equipos de los freelance, los criminales detectan a sus víctimas a través de webs de empleo, haciéndose pasar por empresas que necesitan trabajadores. Cuando consiguen su contacto, los ciberdelincuentes solicitan al trabajador la instalación de una aplicación necesaria para poder realizar su trabajo.

El procedimiento es perverso y engañoso, complicado de detectar ya que el hipervínculo que la supuesta empresa facilita al freelance le lleva a la tienda de Google Play, por lo que es complicado visualizar atisbos de estafa. Una vez instalada, el ciberatacante envía unas credenciales para que la víctima inicie sesión, logrando así el acceso total a su dispositivo.

Programas para proteger Facebook, Twitter, Instagram y otras redes sociales

Una vez tengan contro del móvil -y peor todavía si el freelance tiene una aplicación bancaria instalada-, los ‘delincuentes ya poseen capacidad de transferir el dinero, bloquear el terminal o realizar chantajes con fotos o conversaciones privadas.

En la mayor parte de este tipo de estafas la aplicación empleada es AirDroid, un programa legal que facilita el acceso de los usuarios a todos sus dispositivos de forma remota. Pero claro, no todos los usuarios de la aplicación la emplean con buenas intenciones ni dentro de la legaldiad. La propia compañía publicaba una advertencia en la página rusa de la ‘app’ en Google Play advirtiendo del uso fraudulento que los ciberdelincuentes hacen de ella.

Tal y como apunta Kaspersky Lab, cuando un usuario abre el acceso a la información a un delincuente, no existe ningún antivirus que pueda protegerte, puesto que las soluciones en seguridad se diseñan para virus o troyanos, y no en torno a aplicaciones móviles legales como la citada AirDroid.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.