Seguridad

Facebook y Cambridge Analytica: todas las claves para comprender el escándalo

Facebook y Cambridge Analytic: todas las claves para comprender el escándalo

El escándalo de Facebook y Cambridge Analytica ha puesto en jaque a la red social de Mark Zuckerberg: desmenuzamos las claves principales de este asunto en el que la consultora usó datos de 50 millones de personas a favor de la elección de Donald Trump.

Después de la problemática y larga odisea con el asunto de las noticias falsas, un nuevo bache pone a Facebook en el foco de las críticas: la consultora Cambridge Analytica, tal y como te contábamos este fin de semana en TICbeat, habría empleado su plataforma para obtener de forma ilegal datos de 50 millones de usuarios que habrían sido utilizados en las elecciones presidenciales de Estados Unidos a favor de la elección de Donald Trump.

Cómo eliminar una cuenta de Facebook, la guía definitiva

En concreto, Cambridge Analytica se trata de una de las firmas de consultoría analítica que trabajó más intensamente con Donald Trump. Desde la empresa de Zuckerberg han dado a conocer que ha sido suspendida por Facebook tras conocer la violación de las políticas de privacidad de datos. También ha sido suspendida su matriz Strategic Communication Laboratories (SCL), ya que ambas fueron denunciadas por no eliminar la información de los usuarios de la plataforma que anteriormente habían sido compartidos inapropiadamente.

¿Qué pasó entre Facebook y Cambridge Analityca?

¿Qué sucedió exactamente? La firma británica Cambridge Analityca impulsó una aplicación creada por Aleksandr Kogan y llamada «thisisyourdigitallife» (en español, «esta es tu vida digital») mediante Facebook que recopiló en 2014 datos de 277.000 cuentas de forma directa, aunque alcanzó a 50 millones de usuarios a nivel global valiéndose de las laxas condiciones de privacidad de la plataforma.

La consultora compró los datos de los usuarios analizados por la app, a los que pagó entre 2 y 5 dólares para responder a cuestiones sobre sus inclinaciones políticas con una supuesta vocación de análisis académico. Sin embargo, la información sirvió para crear perfiles de votantes y personalizar los contenidos que les llegaban online.

Desde medios como The New York Times se reveló el escándalo apoyado en el testimonio de Christopher Wylie, un experto en datos, exempleado de Cambridge Analytica. Él especialista afirmaba que lograron “recopilar millones de perfiles de Facebook para construir modelos que permitieran explotar lo que sabíamos acerca de los usuarios para apuntar a sus demonios internos.”  Así, la consultora británica Cambridge Analytica desembolsó 800.000 dólares para hacerse con un paquete de datos que permitió generar modelos de votantes potenciales y personalizar contenido político.

Desde el diario estadounidense afirman que Cambridgue Analityca se creó explícitamente por empresarios estadounidenses vinculados de forma clara al Partido Republicano y enfocándose hacia las elecciones presidenciales de 2016.

¿Cuándo instaló su app Cambridge Analityca en Facebook?

En 2014 Kogan solicitó a Facebook la instalación de thisisyourdigitallife, con el fin de analizar el comportamiento de los usuarios que revelasen sus datos -previo pago- mediante una encuesta y dedicarlo a tareas académicas. Como decíamos, 270.000 personas se prestaron a ello, pero los datos proporcionados sobre sus cuentas incluían a los de sus contactos, desecandenándose el efecto conocido como “tela de araña”, por lo que la cifra llegó a 50 millones de personas.

La política de privacidad de Facebook permitió dicha cesión de información. El problema es que estos cobernautas jamás dieron permiso para la utilización de sus datos con fines comerciales o políticos.

¿Y qué tiene que ver Donald Trump?

Trump solicitó los servicios de Cambridge Analityca el pasado 2016, pagando 6,2 millones de dólares, según datos de la Comisión Electoral Federal. A la propia consultora pertenecía el ultraderechista Stece Bannon, asesor hasta el pasado agosto de la Casa Blanca, mientras que Robert Mercer, el multimillonario estadounidense creador de la empresa, aceptó el encargo del hoy presidente de los Estados Unidos.

La consultora niega que haya empleado los datos para favorecer a Donald Trump, alegando que los eliminó cuando Facebook los solicitó. Por su parte, desde la red social recalcan que no es una violación ni una filtración de datos, sino un uso fraudulento de los mismos. Recalcan que, pese a ser sabedores de la situación desde 2015, solicitaron a Cambridge Analytica que eliminaran esta información.

A», Paul Grewal, VP & Deputy General Counsel de Facebook afirmó que “Aleksandr Kogan solicitó y obtuvo acceso a la información de los usuarios que eligieron registrarse en su aplicación, y todos los involucrados dieron su consentimiento. Las personas, a sabiendas, proporcionaron información, no se infiltraron en los sistemas y no se robaron ni piratearon contraseñas ni piezas de información sensible”.

Por otra parte, también se publicó información grabada con cámara oculta en Channel 4, mostrando cómo el consejero delegado de Cambridge Analytica, Alexander Nix, revelaba diversas prácticas poco éticas desarrolladas por la consultora en Internet para desacreditar a políticos, desde amenazas con grabaciones comprometedoras a montajes. Por el momento, la compañía indica que han manipulado la conversación y ha suspendido al CEO a la espera de ahondar en lo sucedido.

Primeras consecuencias del escándalo

Tal y como indican desde The New York Times, todo apunta a que el jefe de seguridad de información de Facebook, Alex Stamos, abandonará su cargo debido a los desacuerdos internos. La fiscal general de Massachusetts y también la de Nueva York requieren información sobre violaciones de los términos del servicio de Facebook o copias de todas las comunicaciones establecidas entre Facebook y Cambridge Analytica. La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos y el Parlamento de Reino Unido también investigarán lo sucedido.

Mientras tanto, esta tarde Mark Zuckerberg hacía declaraciones a través de un comunicado oficial en su página de Facebook.

 

Imagen | Cambridge Analytica

Fuente | New York Magazine

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.