Seguridad

Europol avisa: la tecnología es el nuevo arma favorita de los criminales

Redes sociales, drones, ransomware, mapas online… son muchas las herramientas tecnológicas que los criminales están explotando para su propio provecho.

En el mundo digital en que vivimos actualmente, las amenazas a la seguridad internacional ya no se limitan exclusivamente al ámbito físico, sino que las vulnerabilidades y las actividades de grupos organizados en Internet cobran igual o mayor relevancia. Así lo ha admitido la propia Europol en un documento (SOCTA 2017) en el que alerta de las principales claves para la seguridad de los países europeos, incluyendo la ciberseguridad.

Los criminales siempre han sido expertos en la explotación de la tecnología. Sin embargo, alertan desde Europol, la tasa de innovación tecnológica y la capacidad de los criminales organizados para adaptar estas tecnologías a sus fines ilícitos han aumentado constantemente en los últimos años. “Varios acontecimientos, como la aparición del comercio online de bienes y servicios ilegales, darán lugar a importantes cambios en los mercados delictivos y provocarán nuevos desafíos a las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley”, avisa este organismo.

Por ejemplo desde Europol avisan de la creciente preocupación en torno al ransomware, al que consideran el principal malware en términos de amenaza e impacto.Encripta los archivos generados por el usuario, denegándoles el acceso a menos que la víctima pague una cuota para que sus archivos sean descifrados”, definen estos expertos, sobre un tema del que hemos hablado ampliamente en TICbeat.

Los 10 delitos de ciberseguridad que veremos en 2017

Otro aspecto tecnológico que preocupa a la Europol es el auge de los drones, las aeronaves no tripuladas que cada vez son capaces de moverse a mayores distancias y cargar con más y más peso. “Los grupos que participan en el tráfico de drogas probablemente invertirán en tecnología de aviones no tripulados con estos fines, tratando de evitar los controles en las fronteras, puertos y aeropuertos”, indican los expertos policiales.

Por no hablar de las omnipresentes redes sociales y otros servicios en la Red que son pan de cada día para todos nosotros: “los grupos de crimen organizado hacen uso de varios servicios online para facilitar sus robos. Esto incluye comprobar en las plataformas sociales si los individuos están lejos de sus casas o explorar vecindarios potencialmente atacables utilizando herramientas de mapas en Internet”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.