Seguridad

¿Está aumentando el terrorismo? Los datos tienen la respuesta

Escrito por Lara Olmo

Los crecientes ataques terroristas en capitales europeas hace que una duda se perciba en el ambiente: ¿qué probabilidades hay de convertirse en víctima de algún ataque en el Viejo Continente?, ¿más o menos que en otras regiones del mundo? Los datos tienen la respuesta.

Los asuntos complejos requieren de análisis profundos para su entendimiento. Un tema tan delicado como el terrorismo, que en los últimos meses se ha vuelto más activo en Occidente, desestabiliza y conmueve y es fácil que tienda a analizarse de forma emocional y, por ende, superficial.

Tras los atentados de París, Bruselas o Niza, se ha creado una especie de psicosis y quien viaja o se mueve por estas capitales lo hace con cierto recelo, pero ¿hasta qué punto es más peligroso moverse por Europa que en Oriente Próximo?¿qué probabilidades hay de convertirse en víctima de algún ataque terrorista en el Viejo Continente?

Para responder a preguntas como esta, el Instituto para la Economía y la Paz elabora anualmente el llamado Índice de Terrorismo Global (GTI por sus siglas en inglés), un documento que examina este tipo de violencia específica en base a factores como las condiciones en que se produce, las tendencias a largo plazo, los objetivos ideológicos y las estrategias desplegadas por los terroristas.

Esta factores se llevan analizando durante 16 años seguidos, lo que permite reunir cuantiosos y valiosos datos para elaborar una radiografía del terrorismo a lo largo del tiempo y por regiones, y por tanto comprender mejor sus raíces y motivaciones.

Entre las conclusiones del informe es que en 2015 hubo un descenso del 10% en el número de muertes por terrorismo respecto al año anterior (con un total de 29.376), aunque su distribución sí ha cambiado. Y es que los países de la OCDE vieron cómo aumentaban respecto a 2014 en un 650% (de 77 a 570 asesinados). También aumentó el número de países de esta región afectados por esta lacra, de 21 a 34, con Francia y Turquía como los más perjudicados.

Pese a todo, están lejos de los registros de países como Irak, Nigeria, Afganistán, Pakistán o Siria, los cinco más afectados por el terrorismo, seguidos de Yemen, Somalia, India, Egipto y Libia.

Hay que tener en cuenta que este informe no contabiliza los atentados sufridos en el último cuarto de 2016 ni los acaecidos en 2017 en Reino Unido y Francia.

Entre los factores que impulsan la actividad terrorista, el informe destaca que, dentro de los países de la OCDE, el desempleo juvenil, los niveles de criminalidad, el acceso a las armas y la desconfianza en los procesos electorales son los factores estadísticamente más importantes

Descubren un algoritmo que podría identificar terroristas

En cambio en los países en desarrollo tienen más peso los conflictos históricos, los niveles de corrupción y las desigualdades entre grupos.

El 93% de todos los ataques terroristas ocurridos entre 1989 y 2014 ocurrieron en países con regímenes dictatoriales que aplicaban políticas de terror (asesinatos extrajudiciales, torturas y encarcelamientos sin juicio), ya fueran pertenecientes o no a la OCDE.

Del mismo modo, más del 90% de todos los incidentes terroristas ocurrieron en países involucrados en conflictos internos o internacionales. Esto significa que sólo el 0,5% de los ataques terroristas ocurrieron en países que no sufrieron conflictos o terror político, lo que pone de relieve el vínculo entre el terrorismo y los conflictos internos y la violencia política.

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.