Seguridad

España supera la media mundial en el uso de dispositivos personales para trabajar

smartphones
Escrito por Redacción TICbeat

Un informe elaborado por Intel Security revela que España supera a la media mundial en el empleo de dispositivos personales para el trabajo (la tendencia conocida con las siglas BYOD): casi 9 de cada 10 personas lo hacen.

BYOD (Bring Your Own Device), las siglas que conceptualizan la tendencia existente desde hace años de usar los dispositivos personales para trabajar, es una práctica más que habitual en España, según lo pone de manifiesto un informe realizado por Intel Security, tras encuestar en noviembre del pasado año a más de 2.500 ejecutivos y profesionales de todo el mundo (Estados Unidos, Canadá, Brasil, México, Reino Unido, Alemania, Italia, Francia, Países Bajos, Japón, La India y España, entre otros países).  

Es más, España es el país donde, de largo, más se usa esta práctica: el 89% de los profesionales españoles afirman llevar sus propios dispositivos personales al trabajo, por encima de la media a nivel mundial, que es del 78%. España se encuentra, de hecho, en cabeza en Europa en lo que respecta a esta práctica; le siguen Italia (con el 86% de profesionales que usan dispositivos personales para trabajar), Reino Unido (77%), Alemania (75%), Países Bajos (69%) y Francia (59%).

Los dispositivos preferidos

¿Cuáles son los dispositivos personales que los españoles llevan a la oficina? El 74% de los encuestados llevan su smartphone (muy por encima de la media situada en el 61%), el 26% su portátil y el 28% su tableta. Asimismo, el 75% de estos profesionales reconoce que utiliza los equipos y dispositivos corporativos para uso personal: el 70% para leer y escribir correos electrónicos personales, el 41% para banca online y el 30% para realizar compras en Internet. Con este panorama, es posible afirmar que dispositivos personales y profesionales se utilizan y combinan indistintamente en el trabajo. Además, en España el 70% de los profesionales encuestados reconoce que utilizan Internet a diario en casa por razones profesionales, y entre una y tres horas al día la mayoría.

Pros y contras de esta práctica

Aunque esta tendencia es positiva, según los expertos de Intel Security, ya que junto a la ola del Internet de las cosas hace que se impulse el trabajo colaborativo, lo que aumenta rendimiento de los empleados (de hecho, el 56% de los españoles encuestados afirma que cuantos más dispositivos conectados tengan a su alcance, más sencillo es el desempeño de su trabajo) también entraña riesgos de seguridad.

“Los ciberdelincuentes conocen perfectamente esta tendencia y adaptan sus estrategias de ataques hacia los dispositivos móviles, su objetivo preferido”, reza el documento, que recuerda que en el tercer trimestre de 2014 los laboratorios McAfee Labs de Intel Security detectaron más de 307 nuevas amenazas por minuto (más de 5 por segundo), y un incremento del 76% del malware en general, con respecto al año anterior, destacando un crecimiento del 16% en el malware que afecta a dispositivos móviles.

Para Javier Perea, regional director de Intel Security España, “con políticas de control adecuadas y una correcta educación en materia de seguridad de los empleados, el BYOD puede convertirse en una ventaja competitiva”. El BYOD puede “ser una verdadera pesadilla para los departamentos de TI, que pueden considerarlo como una fuente potencial de caos, desorden, pérdida de datos y riesgo para la seguridad”. De ahí que, indica el informe, sea “importante controlar la forma en la que los empleados almacenan y comparten valiosa información corporativa en sus dispositivos móviles, y protegerla en caso de robo o pérdida de los equipos”.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.