Seguridad

¿En qué ha cambiado la política de derecho al olvido de Google?

Escrito por Lara Olmo

El año pasado la AEPD multó a Google porque avisaba a las webs cuando eliminaba uno de sus enlaces de su buscador, a causa del derecho al olvido. Ahora ha tenido que adaptar su política en base a esta resolución.

Desde que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) aprobara el derecho al olvido en 2014, Google ha recibido entorno a 180.000 peticiones de usuarios para que borre ciertos enlaces con información sobre ellos que les perjudica, de las que ha aprobado el 38%.

Cuando se aprobó el derecho al olvido, el buscador tuvo que adaptar sus resultados a esta normativa, para garantizar la protección de los datos de carácter personal de los usuarios sin limitar el acceso a la información. De hecho las solicitudes desestimadas por Google responden casi siempre al mismo motivo: el interés público del contenido que se pretende eliminar.

El último cambio en su política de derecho al olvido es bastante reciente y viene motivado por la sanción que le impuso en septiembre e 2016 la Agencia Española de Protección de Datos. Esta institución consideró que violaba el artículo 10 de la LOPD porque notificaba a los propietarios de las webs cada vez que suprimía un enlace de su buscador por aplicar el derecho al olvido.

 

La AEPD consideró entones que cada vez que Google daba este aviso, dejaba al descubierto los datos de la persona que estaba solicitando el borrado, y por tanto era incapaz de protegerlos. Además, con esta práctica muchas veces se generaba el efecto contrario al que se perseguía: se le acababa dando más visibilidad a un asunto que se pretendía olvidar.

Por este motivo Google ya no notifica a las webs ni a los propietarios de las mismas cuando borra un enlace (pese a que el proceso judicial aún se encuentra abierto). Esto no significa que la URL deje de aparecer en Internet, solo que ya no es visible cuando la búsqueda se realice a partir de los datos personales de la persona que solicitó su derecho al olvido.

Google ha explicado a eldiario.es que ninguna de las solicitudes de borrado que recibe son desestimadas automáticamente (ni por algoritmos ni por personal de la empresa a) y que todas son revisadas una a una en base a las directrices del GT29, un comité de expertos.

Recordemos que el ámbito de la protección de datos se encuentra inmerso en un periodo de cambio sin precedentes con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos, que se aplicará en los Estados miembros de la Unión Europea a partir del 25 de mayo de 2018

 

Recurso | EFE

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.