Seguridad

Las empresas siguen sacrificando la seguridad móvil pese a los riesgos

Las empresas siguen sacrificando la seguridad móvil pese a los riesgos

Las empresas son conscientes de las “serias y crecientes amenazas de seguridad” que afectan a los dispositivos móviles en el ámbito laboral, pero un alto porcentaje reconoce que no hará mucho por disminuir los riesgos, según el informe Verizon´s Mobile Security Index 2018.

Pese a la multiplicación de las amenazas móviles dirigidas a empresas, las organizaciones todavía no han despertado del letargo y tomado medidas serias contra los riesgos que apuntan a los datos y dispositivos de sus compañías. Desde Verizon proponen cuatro prácticas de ciberseguridad esencial: cambiar todas las credenciales de acceso que vienen por defectos, cifrar las comunicaciones hechas en redes públicas, garantizar los accesos de los empleados según sus necesidades y realizar pruebas de los sistemas de seguridad periódicamente. Pese a ello, solamente una de cada siete empresas los pone en práctica. 

Para el 32% de las organizaciones la seguridad en dispositivos móviles es su segunda prioridad y una gran mayoría no pone demasiado esfuerzos en paliar los peligros y prevenir este tipo de riesgos cibernéticos, pese a que los ataques contra tecnologías inalámbricas y dispositivos inteligentes se han multiplicado en los últimos años. Claro que esta decisión tiene sus consecuencias: desde Verizon apuntan a que las empresas que sacrificaron la seguridad fueron 2,4 veces más propensas a perder datos o ver dañados sus equipos que aquellas que otorgan prioridad a la ciberseguridad.

Cinco datos que harán saltar tus alarmas en materia de ciberseguridad

El informe de Verizon, para el que consultaron a 600 profesionales en los Estados Unidos y el Reino Unido involucrados con la compra y gestión de dispositivos móviles para sus organizaciones, también apunta que únicamente cuatro de cada diez empresas modificó la totalidad de las contraseñas que vienen por defecto y utilizó dos factores de autenticación en sus dispositivos móviles.

Por otra parte, solamente la mitad tiene una política para el uso de Wi-Fi público de sus empleados y únicamente un tercio de las organizaciones utiliza seguridad endpoint en móviles. En cuanto al cifrado de los dispositivos empresariales, más de la mitad no lo usa. Paradójicamente, tres de cada cuatro encuestados anticipó que los riesgos se incrementarán e intensificarán durante los próximos meses. 

El principal motivo por el que las compañías sacrifican la seguridad es porque la subordinan a un mejor rendimiento: el 62% cree que las buenas prácticas obstaculizan la dinámica de la organización. Un 80% aprecia como riesgo importante el mal uso de los dispositivos por parte de los empleados, ya sea aposta o por error. Las interrupciones que propician los incidentes preocupan más a los responsables que el propio robo. Los responsables miran más hacia adentro que hacia afuera: un 40% de las empresas que permite que los trabajadores lleven sus propios dispositivos creen que el problema reside dentro de la compañía.

 

Puedes consultar el informe completo de Verizon en el siguiente enlace.

Fuente | We Live Security

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.