Seguridad

Más de la mitad de las empresas no toma medidas contra amenazas móviles y de IoT

Más dela mitad de las compañías no toman soluciones de ciberseguridad contra las amenazas móviles y del internet de las Cosas

Según un estudio reciente, el 53% de las compañías no ponen freno de forma efectiva a las ciberamenazas móviles y carecen de medidas de protección específicas.

Este 2017 será el año en el que el Internet de las Cosas se convierta en el gran protagonista en materia de ciberseguridad, especialmente debido a la proliferación de amenazas digitales y la conectividad que cada vez rige más nuestras vidas. Sin embargo, y a pesar de la preocupación creciente en el ecosistema empresarial por los hackeos de dispositivos móviles y los ciberataques IoT, queda mucho por avanzar en materia de protección.

Falta de reacción en las empresas ante la plaga de amenazas móviles

Este estudio llevado a cabo por el Instituto Ponemon, IBM Security y Arxan Technologies que llega justo cuando el Foro Económico Mundial, que se celebra estos días en Davos, subraya la piratería informática como uno de los principales retos de este recién comenzado 2017.

Brechas de datos y falta de presupuesto

Las organizaciones se encuentran muy preocupadas por ser hackeadas por una aplicación ligada al Internet de las Cosas (58%), preocupación a la que sigue el hackeo mediante aplicación móvil (53%). Mientras que el 44% de las compañías encuestadas afirma no estar tomando medidas y un 11% no está seguro de su empresa hace algo para prevenir los ciberataques, el 55% apunta auna falta de aseguramiento de la calidad y procedimientos de prueba para las aplicaciones IoT.

La carencia de asignación mínima de un presupuesto para seguridad y la falta de urgencia para abordar las ciberamenazas son algunos de los principales problemas. Las aplicaciones Iot son percibidas como más difíciles de proteger por un 84% mientras que un 69% apunta a la complejidad de las medidas para las aplicaciones móviles.

La mayoría de las empresas sigue suspendiendo en controlar el fraude

Si tuvieran un grave incidente de piratería informática, las organizaciones considerarían aumentar el presupuesto destinado a la prevención de incidentes (54%). Otras de las razones para el incremento de la inversión serían la emisión de nuevas regulaciones (46%) o la cobertura de los medios de comunicación de un grave incidente de hacking que afectase a otra compañía (25%).

La formación en materia de ciberseguridad debe ser otra inversión de peso, ya que un empleado podría descargar sin saberlo una aplicación con malware en su smartphone que luego se infiltre en toda la red corporativa.

 

Puedes descargar el informe completo en el siguiente enlace.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.