Seguridad

El falso botón de ‘no me gusta’ de Facebook que en realidad es ‘malware’

facebook
Escrito por Redacción TICbeat

Un grupo de ciberdelincuentes tienta a los usuarios con la posibilidad de ser los primeros en probarlo para extraerles información personal.

Los ciberdelincuentes ya están sacando partido de una de las novedades más mediáticas de Facebook: su alternativa al ‘me gusta’. Como han informado desde FACUA, la federación de asociaciones de consumidores, algunos banners en la red social están intentando llamar la atención de los usuarios con la promesa de que pueden ser los primeros en probar el nuevo ‘no me gusta’.

Pero lo que Facebook prepara no es un botón de ‘no me gusta’, sino algo similar a un botón de empatía, con el que hacer sentir la comprensión a quienes atraviesan un momento difícil, y, por si eso fuera poco, todavía no se encuentra activo, ni se sabe cuándo lo estará. Los banners a los que se refiere FACUA tientan a los usuarios con la posibilidad de probar esa supuesta nueva funcionalidad antes que nadie.

Y, como era de esperar, esos botones de ‘no me gusta’ que se anuncian en algunos lugares de la plataforma no son más que una trampa para que quienes hagan clic en ellos descarguen, sin saberlo, un software malicioso en su equipo o dispositivo móvil.

Al pinchar en ellos, el usuario es redirigido a una página web que imita la apariencia de Facebook y su aplicación, en la que se le insta a cumplimentar un formulario para activar dicha característica. En realidad, es un cebo para recopilar, bajo la premisa de que al botón ‘no me gusta’ solo se accede por invitación, datos personales del usuario como las credenciales de su perfil en la red social. El objetivo de sus creadores es que esta estafa siga difundiéndose por la comunidad de usuarios de la red social y sirva para instalar malware en sus ordenadores.

Desde FACUA recuerdan que Facebook nunca ofrece sus nuevos productos a sus usuarios a través de anuncios, sino que los incorpora poco a poco, y de forma experimental, en círculos reducidos de usuarios que después se van ampliando. La red social ya aclaró, en el momento en el que se supo que estaba buscando una alternativa efectiva al like, que quería escapar del ‘no me gusta’ explícito, pues tenía miedo de que su uso se acabara pervirtiendo para convertirse en un caramelo para haters y trolls.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.