Seguridad

El agente que investigaba la Deep Web y terminó robando bitcoins

Escrito por Marcos Merino

Shaun Bridges pasó de negociador de rehenes a ladrón de criptodivisas cuando participaba en la operación contra Silk Road.

Hace un par de meses, se supo que Ross Ulbricht (administrador de Silk Road, condenado a doble cadena perpetua) estaba trabajando en una apelación para conseguir un nuevo juicio, utilizando en su favor el hecho de que dos de los agentes federales que trabajaron en su caso habían sido declarados culpables de robo, extorsión y corrupción. Uno de esos agentes se llamaba Shaun Bridges: un ex-agente del Servicio Secreto de los Estados Unidos que resultó detenido el pasado mes de febrero después de que la policía encontrara en una bolsa de su propiedad registros corporativos de varias cuentas en el extranjero.

En su momento, la misión de Bridges consistía en identificar al ciberdelincuente conocido como ‘Pirata Roberts’ y retirarle del mercado online de la droga, pero tras su detención Bridges se declaró culpable de robar el equivalente en bitcoins a más de 800.000 dólares mientras formaba parte de la investigación contra el popular sitio de la Deep Web Silk Road, por lo que fue condenado a casi 6 años de prisión.

Bridges tenía a sus espaldas una larga trayectoria en el lado correcto de la ley: había sido un exitoso negociador en casos de secuestros con rehenes, había protegido a los Obama y llegó a trabajar para la NSA realizando alguna función de la que poco más se sabe. Una vez fue detenido, el ex-gobernador de Maryland Robert Ehrlich llegó a escribir al juez para pedir que le redujeran la pena. Pero ahora, de acuerdo con nuevos documentos ya en manos de la Justicia, Shaun ha pasado a ser sospechoso en otros dos casos de robo similares que habrían añadido otros 700.000 dólares en criptodivisas.

La particularidad del caso es que dichos robos tuvieron lugar 3 meses después de que se instara a la agencia a retirar el acceso de Bridges a la cuenta de fondos incautados: el Departamento de Justicia descubrió que Shaun Bridges pudo haber tenido acceso a una clave criptográfica vinculada a la misma. El Servicio Secreto no reaccionó con diligencia y, cuando un tribunal ordenó a la agencia pagar a unos demandantes por sus pérdidas, el dinero ya había desaparecido.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.