Seguridad

El aeropuerto de Abu Dhabi no estará sometido a las restricciones sobre aparatos electrónicos de Trump

Apenas tres meses después de la prohibición de llevar PCs en cabina a pasajeros árabes, Estados Unidos levanta el veto únicamente a Abu Dhabi.

Poderoso caballero es don Dinero. Eso decía Quevedo y bien valdría para ejemplificar la política en materia de seguridad nacional que lleva a cabo el siempre polémico Donald Trump. Hagamos algo de memoria reciente: el presidente más loco de Estados Unidos prohibió el pasado marzo que los pasajeros procedentes de países de mayoría árabe llevaran consigo aparatos electrónicos de gran tamaño, como portátiles, en la cabina.

Ahora, apenas tres meses después, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos acaba de validar al aeropuerto de Abu Dhabi -capital de Emiratos Árabes, aliado estratégico de Trump y buena fuente de dinero para los planes en Oriente Medio del hombre de cabellos dorados- de tal forma que todos sus pasajeros queden exentos de esta prohibición. Según han señalado ya las principales aerolíneas locales (Etihad), ese aeropuerto cuenta ya con una instalación autorizada por las autoridades de aduanas y protección de fronteras de EEUU, incluyendo mejoras en la detección de pasajeros y dispositivos electrónicos.

Para pedir el visado en EE.UU. habrá que revelar el pseudónimo en redes sociales

Con esta decisión (que será revisada puntualmente por agentes norteamericanos para verificar que se cumplen todos los criterios establecidos por Trump), Etihad ha logrado una importante ventaja competitiva respecto al resto de compañías aéreas de Oriente Medio. no en vano, Emirates (originaria de Dubai) se ha visto obligada a reducir el 20% de sus vuelos con destino Estados Unidos a raíz de estas trabas racistas. A su vez, Qatar Airways está inmersa en un dramático conflicto diplomático no solo con EEUU sino también con sus principales vecinos, como recuerdan en Phys.org.

Resulta sorprendente tanto la velocidad como el descaro con que Estados Unidos vence sus reticencias hacia los musulmanes en función del país del que se trata y del tamaño de su cartera. De hecho, a finales de mayo la Casa Blanca lanzaba dardos en la dirección opuesta a la que se ha demostrado ahora, al proponer por medio de su secretario de Seguridad Nacional (John Kelly) extender la prohibición de los portátiles en la cabina a todos los vuelos internacionales que aterrizaran en el país. Quién sabe si España -incapaces de plantar cara económicamente a Emiratos Árabes- entrará pronto en esa lista de países restringidos mientras Abu Dhabi goza de los menores tedios a los que el petróleo da derecho.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.