Seguridad

El 20% de los españoles siguen utilizando Windows XP, según un estudio

El 20% de los españoles siguen utilizando Windows XP, según un estudio
Escrito por Redacción TICbeat

El que fuera el sistema operativo más popular del mundo se resiste a abandonar los ordenadores y mantiene la lentitud de su ritmo de desaparición pese a los nuevos lanzamientos.

Aunque el cese del soporte técnico para Windows XP, en abril de este año, es relativamente reciente, las ventas de este sistema operativo finalizaron mucho antes, en 2010. Sin embargo, casi el 20% de los españoles siguen resistiéndose a dejar de utilizarlo.

El Informe Kaspersky Security Network: Uso y vulnerabilidades de Windows asegura que el 16% de los usuarios de PC del mundo todavía emplea el que hasta la fecha parece el SO más popular de la historia de la informática. En España, según los datos de la firma de seguridad, dicha proporción asciende a un 19,26%, sin alcanzar el nivel de países como Vietnam (38,79%), pero sí situándose por encima de la media mundial.

Windows XP es un hueso duro de roer. En Kaspersky calculan que, desde el cese de sus ventas, su popularidad se ha reducido, aproximadamente, en 10 puntos porcentuales cada año. Así, en junio de 2011, un año después de desaparecer de las tiendas, el 48,86% de los usuarios todavía lo utilizaban; en 2012 esta proporción descendió hasta el 35,64% y en 2013 se quedó en un 25,42%. Cifras que demuestran que ni siquiera el lanzamiento de Windows 8.1. en octubre de 2013 aceleró la desconexión de XP. La cuota de mercado del sistema operativo más reciente de Microsoft se situaba en un 7,22% el pasado mes de junio.

Los expertos de la firma consideran que el uso de Windows XP supone “un riesgo potencial para la seguridad de la información” que los usuarios guarden en su ordenador. Aquellos en cuyos ordenadores se ejecuta un sistema operativo antiguo, o que disponen de versiones de software no actualizadas, “corren más peligro de sufrir un ataque de malware que explote vulnerabilidades”, aseguran. Por ello, recomiendan actualizar el software con regularidad y utilizar una solución de seguridad.

Microsoft decidió hace tiempo que no le resultaba rentable invertir más esfuerzo en un sistema que tiene más de diez años de antigüedad y que, por tanto, ya afecta a la productividad de sus usuarios. Pese a ello, cambiar de sistema operativo es un coste que muchos fieles a XP no parecen dispuestos a asumir, a pesar de los riesgos de trabajar con un sistema desactualizado, de los que los expertos llevan meses alertando.

El próximo en dejar de recibir soporte y actualizaciones será Windows Vista, pero su paso a mejor vida no será, ni mucho menos, tan dramático como el de XP; se calcula que apenas un 1% de los ordenadores del mercado utilizan este sistema. En cambio, firmas como Net Applications aseguran que, si se mantiene este ritmo, Windows XP tardará dos años en desaparecer del mercado.

Foto cc: Chris Hartford

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.