Seguridad

Dos de cada tres españoles ha sufrido un intento de fraude online

Mac se caracteriza por su elevada seguridad frente a otras marcas y sistemas operativos

Dos de cada tres españoles declaran haber sufrido alguna vez una situación de intento de fraude, presentándose como una invitación a visitar alguna página web sospechosa en el 67,4% de las ocasiones, o un email ofertando un servicio no deseado en el 51,2%.

La ciberseguridad sigue haciendo estragos conforme avanza la digitalización de la sociedad española. En ese sentido, y mientras que los ciberataques a empresas españolas aumentaron un 200% en 2015, ahora hemos conocido que más del 87% de los españoles han sido victimas de spam, mientras que las relacionadas con virus y malware son declaradas únicamente por un 34,6% de aquellos usuarios que han sufrido alguna incidencia de seguridad.

Así lo manifiesta un nuevo informe del ONTSI (en el que también se indica que sólo la mitad de los usuarios españoles de Android usa antivirus), en el que se resalta que el 24,8% de los ciudadanos considera haber tenido alguna incidencia de malware. Sin embargo, el impacto real es muy superior al declarado, ya que se estima que un 60% de ordenadores han sido infectados de malware entre julio y diciembre del pasado curso. Esta brecha es un indicativo de que el malware se oculta cada vez mejor y pasa desapercibido ante el usuario y los programas antivirus.

Además, se observa que el porcentaje de infecciones aumenta cuanto menos actualizado está el equipo, sobre todo en Android, poniéndose de manifiesto el aprovechamiento de vulnerabilidades en el proceso de infección. A pesar del elevado número de usuarios que potencialmente tiene su red inalámbrica expuesta, únicamente un porcentaje relativamente pequeño (13,6%) sospecha haber sufrido una intrusión en su red.

Fraude online por doquier

Dos de cada tres españoles declaran haber sufrido alguna vez una situación de intento de fraude, presentándose como una invitación a visitar alguna página web sospechosa en el 67,4% de las ocasiones, o un email ofertando un servicio no deseado en el 51,2%. Las principales formas adoptadas por el remitente de la comunicación fraudulenta es la de comercio electrónico (32,5%) o loterías, casinos y juegos online (31,3%).

Los objetivos que el fraude persigue se mueven en cifras monetarias bajas para evitar la consideración de delito según el código penal. Así el 75,3% de los fraudes online y el 53,2% de los telefónicos estafaron menos de 100 euros, y entre 100 y 400 euros en el 19,5% y 28,8% de las ocasiones, respectivamente.

Entre los usuarios que han sufrido alguna incidencia de seguridad, casi un cuarto (24,2%) modifica sus hábitos, siendo el cambio de contraseñas y la actualización de las herramientas ya instaladas las medidas más populares. Las incidencias que en general promueven a los usuarios a cambiar contraseñas son la suplantación de identidad (60,4%) y la intrusión Wi-Fi (50%). El spam, incidencia más extendida, es la que menos motiva a los usuarios a modificar su comportamiento en la Red.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.