Seguridad

Descubierto un grave fallo de seguridad en OpenSSL

heartbleed
Escrito por Elías Notario

Un grupo de investigadores ha detectado un grave fallo de seguridad en OpenSSL, una de las bibliotecas de criptografía más utilizadas de la actualidad

Se sepa más o menos sobre seguridad informática, a estas alturas la mayoría tiene claro que es algo cada vez más importante, y que cuando un número considerable de expertos en la materia ponen la voz en grito sobre algo, es que hay que preocuparse. Pues justo esto acaba de ocurrir en las últimas horas, en concreto a causa de un bug serio recién detectado en OpenSSL, una de las bibliotecas de criptografía más utilizadas de la World Wide Web.

Metiéndonos en material, el fallo de seguridad ha sido descubierto por un grupo de investigadores que trabajan en Google y en la empresa de software de seguridad Codenomicon el cual han bautizado con el nombre de Heartbleed. Afinando un poco más, el mismo nace de un error de implementación de la función heartbeat de OpenSSL (de ahí el nombre) y la gravedad radica en que estamos ante un bug de primer nivel, o sea que se puede explotar, en este caso para comprometer los datos y las comunicaciones de los usuarios de sitios web, correo electrónico, aplicaciones de mensajería instantánea o redes virtuales privadas.

Tan peligroso es el asunto que los mentados investigadores han lanzado una página dedicada por entero a desgranar el bug y a responder preguntas relacionadas con él. Por ejemplo en ella explican que la vulnerabilidad en el popular OpenSSL permite que cualquier atacante pueda leer la memoria de los sistemas protegidos por las versiones vulnerables de la biblioteca -desde la 1.0.1 hasta la 1.0.1f incluida- y como consecuencia de eso extraer las claves secretas utilizadas para identificar a los proveedores legítimos de servicios y cifrar el tráfico, los nombres y contraseñas de los usuarios y demás.

¿Y qué significa lo expuesto a efectos prácticos?” os estaréis preguntando. Pues entre otras cosas a nivel de usuario que si alguien ataca algún servicio/aplicación web o cualquier otra cosa que proteja la información sensible con alguna de las versiones vulnerables de OpenSSL explotando el bug que nos ocupa, podrá “capturar” y desencriptar desde nombres de usuario hasta contraseñas pasando por tarjetas de crédito o conversaciones. O también hacerse pasar por un sitio legítimo sin que el navegador web lo detecte y engañar al usuario (por ejemplo si la banca online de X entidad usara OpenSSL y un tercero robara sus llaves, ese tercero podría montar una web-clon de la banca que haría llegar a los usuarios y si alguno accediera, el navegador lo detectaría como el auténtico).

Por desgracia los usuarios nada podemos hacer para protegernos, todo está en manos de los administradores de sistemas. Esperemos que la mayoría ya estén instalando la última versión de OpenSSL lanzada ayer mismo en la que se ha corregido el error, y si eres uno de ellos y aún no lo ha hecho, por el bien de todos deberías instalarla lo antes posible.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com