Seguridad

Mucho cuidado a la hora de compartir la contraseña de tu cuenta de Netflix

Cuidado a la hora de compartir tu contraseña de Netflix

¿Compartes las credenciales de acceso a tu cuenta de Netflix, HBO o cualquier aplicación de este tipo con tus compañeros de piso, amigos, pareja o familia? Desde el blog especializado de Panda Security subrayan la falta de seguridad y los riesgos en torno a esta práctica.

España es uno de múltiples países en los que las plataformas de contenidos en streaming a la carta como HBO o Netflix han causado un enorme furor, tanto por la diversidad y calidad de su oferta como por su económico coste. Una tendencia común entre muchos usuarios –especialmente aquellos de la generación millennial– es confiar a sus seres queridos e incluso conocidos las claves de acceso a esta clase de plataformas sin conocer las posibles consecuencias.

Cabe destacar que, a pesar de que en países como Estados Unidos, compartir la contraseña de servicios como Netflix o Spotify se trate de un delito susceptible de ser perseguido por la Ley de fraude electrónico estadounidense, en países como el nuestro ceder este tipo de datos a otras personas no es una acción exenta de riesgos, tal y como hacen hincapié desde el blog de Panda Security.

¿Quieres trabajar en Netflix? Saca un 10 en este examen

Aunque es bastante común, Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager de la plataforma de ciberseguridad, califica la práctica de compartir contraseñas de servicios online de pago como un error de seguridad muy grave. “En el momento que pierdes el control de tu usuario y contraseña para una plataforma de este tipo, te arriesgas a que otros suplanten tu identidad, utilicen tu tarjeta de crédito o te sometan a cualquier tipo de amenazas como los ransomware”, advierte el especialista.

Consecuencias y riesgos de compartir tu cuenta de Netflix o HBO

Estos son algunos de los peligros más salientables a los que te expones al confiar tus credenciales de acceso a las plataformas online de pago a otras personas:

  • Venta de tus datos en la Deep Web: Si tus datos llegan a un cibercriminal, podría venderlas por Internet al mejor postor y simular que eres tú el que trafica con tus credenciales. No creas que a la Deep Web solamente llegan expertos hackers, sino que cualquier usuario con conocimientos básicos puede utilizar el navegador Tor y subastar tus datos personales. También es muy peligroso que accedan a los datos de facturación y obtengan información sensible acerca de tu familia.
  • Ataques de phishing: Otra de las aplicaciones que pueden darle los ciberdelincuentes al hackeo de tu cuenta de Netflix o HBO es el fraude informático conocido como phishing. Mediante esta práctica puede llegarte un correo electrónico suplantando a Netflix o HBO para que brindes tus datos bancarios -fingiendo un error o problema- con las fatales consecuencias que puedes imaginarte, incluyendo el abono de un cuantioso rescate. 
  • Secuestro de tu identidad digital y ciberextorsión: Los cibercriminales podrían secuestrar tu cuenta en uno de estos servicios de streaming modificando tu contraseña y solicitando el pago de un rescate para su devolución. Es recomendable no usar las mismas credenciales para otras plataformas digitales, ya que de esta manera podrían acceder a tus redes sociales, email o cuenta bancaria. Si te extorsionan, contacta con la policía y no realices ningún pago.
  • La peligrosidad de los servicios pirata y el malware: Muchos usuarios intentan obtener cuentas nuevas a un precio reducido o de forma gratuita en el mercado negro, lo cual se trata de otro error grave. Es habitual que para el acceso sin costes a una televisión digital haya que descargar programas, que suelen venir infectados de malware. En el caso de abonar un precio reducido por las credenciales, participarías en una pasarela de pago con un hacker y te podrías exponer a toda clase de timos y estafas online.

Vía | Panda Security

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.