Seguridad

Cuidado con lo que dices frente a tu ‘smart TV’ Samsung

samsung-smart-tv
Escrito por Elías Notario

Según su propia política de privacidad, los televisores inteligentes de Samsung con tecnología de reconocimiento de voz monitorean lo que se dice delante de ellos y comparte las conversaciones capturas con terceros.

¿Eres dueño de alguno de los flamantes televisores inteligentes de Samsung con tecnología de reconocimiento de voz? Si la respuesta es afirmativa, y tu privacidad te interesa mínimamente, debes saber que puede estar monitoreando lo que se dice delante de él y compartiendo las conversaciones capturadas con terceros.

Suena a un capítulo de la novela 1984 de Orwell, pero no, se trata de algo muy real que la propia Samsung explica en uno de los puntos de su política de privacidad asociada a televisores inteligentes expuesto al gran público gracias a Reddit. Concretando, la multinacional explica lo siguiente en la mentada política de privacidad:

Puedes controlar tu Smart TV, y utilizar muchas de sus funciones, con comandos de voz. Si habilita el reconocimiento de voz, puede interactuar con su Smart TV mediante la voz. Para ofrecer la función de reconocimiento de voz, algunos comando de voz puede ser transmitidos (junto con información sobre el dispositivos, incluyendo los identificadores del dispositivo) a un servicio de terceros que convierte la voz en texto para ofrecerte las características de reconocimiento de voz. Además, Samsung y el dispositivo pueden capturar comandos de voz y textos asociados para que podamos ofrecerte las funciones de reconocimiento de voz y evaluarlas y mejorarlas. Tenga en cuenta que si sus palabras habladas incluyen información confidencial, dicha información será uno de los datos capturados y transmitidos a un tercero a través del uso del reconocimiento de voz”

Vamos, que la marca le dice abiertamente a los usuarios de alguno de sus televisores inteligentes con tecnología de reconocimiento de voz que se cuiden de hablar de temas privados en frente de ellos porque la información puede terminar en manos de terceras compañías (y aunque no saliera de sus instalaciones la verdad es que los usuarios deberían tener cuidado igualmente).

Sin duda, algo preocupante que está causando polémica, entre otras razones porque Samsung no desvela con quién exactamente comparte la información captura por esta vía, ni por qué políticas de privacidad se rigen a su vez, ni tampoco el uso concreto que le dan (decir que las utilizan para mejorar la funcionalidad es algo demasiado genérico). Lo que sí han comentado, con el objetivo de calmar un poco las aguas, es:

Samsung se toma la privacidad del consumidor muy en serio. En todos nuestros televisores inteligente aplicamos prácticas de seguridad estándar de la industria, incluyendo el cifrado de datos, para asegurar la información personal de los consumidores y evitar su recolección no autorizada o uso. El reconocimiento de voz, que permite al usuarios controlar el televisor mediante comandos de voz, es una característica de las Samsung Smart TV, que puede ser activada o desactivada por el usuario. Los usuarios de televisores también pueden desconectarlos de la red Wi-Fi”

Otro caso más de los muchos que vendrán

En resumen, estamos ante otra caso de una intrusión extralimitada en la privacidad de la gente por aparatos electrónicos de los varios que han salido a la luz últimamente (por ejemplo hace no mucho LG protagonizó una polémica similar) y los muchos que vendrán en el futuro próximo.

Y es que cada vez son más los objetos cotidianos que tienen la capacidad de recolectar, enviar y recibir datos mediante Internet de todos los tipos y colores, al mismo tiempo que las marcas que los construyen y distribuyen tienden a dotarlos de medidas de seguridad claramente insuficientes y aplican políticas de privacidad como la vista de Samsung que les permiten recabar información personal casi sin límites.

Veremos cómo se van desarrollando las cosas, pero lo que está claro ya a estas alturas del partido es que las autoridades deben ponerse las pilas de verdad, no limitarse a lanzar dictámenes sino también hacer que sean cumplidos a rajatabla, promover medidas concretas de protección (por ejemplo obligar a que tecnologías como la de reconocimiento de voz sea una característica que los usuarios tengan que activar directamente tras ser informados claramente justo en el instante de hacerlo de los peligros que conlleva) y educar en colegios e institutos sobre estos temas (quizá lo más importante y lo que menos se hace, al menos en España).

Imagen: Flickr Janitors

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com