Seguridad

Crece el número de pólizas de seguro cibernético en Europa

ciberataque
Escrito por Mihaela Marín

Las solicitudes para pólizas de seguro que cubren las graves repercusiones de los ataques cibernéticos han aumentado en el Vejo Continente.

‘Ciberataque’ es una palabra que ha ganado una frecuente referencia en los medios últimamente. La nueva guerra para tener acceso a los datos de forma fraudulenta desatando consecuencias económicas desastrosas para las grandes compañías se lleva a través de Internet.

Las soluciones de seguridad parecen fallar incluso a los que tienen los recursos apropiados para levantar barreras de protección, según se ha podido ver en los acontecimientos del último año. El ataque cibernético que sufrió Sony el mes de noviembre de 2014 o el de la filtración de fotos de varias celebridades después de violar el servicio iCloud de Apple son algunos de los ejemplos más relevantes en este sentido y la lista podría continuar.

Las pérdidas que están en juego han sido un motivo suficiente para empujar a algunos de los ejecutivos de Europa a acudir a las compañías de seguros. Las solicitudes para pólizas de seguro que cubren las graves repercusiones de los ataques cibernéticos han aumentado en el Viejo Continente. Aun así, expertos de la industria declaran que aunque el mercado de seguros cibernéticos esté en fase de crecimiento, todavía queda muy por detrás del desarrollo del mismo en el territorio americano.

“Hay sólo un número reducido de aseguradoras que ofrecen pólizas contra los ataques cibernéticos que conocemos”, declara Oliver Dobner, miembro del Consejo Ejecutivo de Operaciones Alemanas de la agencia de seguros Marsh.

La mayoría de las compañías aseguradoras que ofrecen este tipo de servicios representan algunos de los grandes nombres del sector como por ejemplo Zurich Insurance Group, Lloyd’s, Hiscox, HDI-Gerling o Allianz.

Jens Krickhahn, un experto en Riesgo Cibernético de Allianz, afirma que los daños causados por las vulnerabilidades de seguridad son mayores en Estados Unidos que en Europa debido a que hay una mayor frecuencia de uso de tarjetas de crédito y la regulación en materia de violación de seguridad es mucho más estricta, lo que le convierte en el principal mercado para los seguros cibernéticos.

Según la misma compañía entre los sectores más expuestos a los ciberataques se incluyen los servicios financieros, la manufactura, el energético, los servicios públicos o el de la ingeniería.

Sin embargo, el mayor problema radica en los perjuicios generados por la avalancha de ciberdelitos cada vez más sofisticados. Por este motivo las compañías intentan asegurar al menos una parte de estas pérdidas, ya que muchas de estas tiene dificultad para obtener una cobertura mayor de 300 millones de dólares.

“Los costes se vuelven tan grandes que realmente necesitamos pólizas de millones de dólares si tenemos en cuenta las amenazas a las que nos enfrentamos. La pregunta es cómo llegamos ahí y le ponemos un coste a los riesgos, especialmente cuando cambian todos los días”, afirma Ben Beeson, socio de la correduría de seguros Lockton.

El mes de noviembre de 2013 Target informaba sobre los daños provocados por una violación de datos que se materializó en daños valorados en 248 millones de dólares. Un año más tarde Sony sufría otro ataque que iba a costar a la compañía una fuerte devaluación en la Bolsa y un posible perjuicio de hasta 100 millones de dólares. Estos ejemplos y otros más explican la razón por la cual muchas de las empresas se vuelven más dependientes de los seguros cibernéticos, una tendencia que en Europa se mantendrá a la alza en los próximos años según afirman los expertos.

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.