Seguridad

Cómo saber si una cuenta de banca online está hackeada

cibercriminal_caricatura
Escrito por Iván Durán

Desde Kaspersky avisan de los síntomas que podemos encontrar cuando una cuenta de banca online está infectada y de los pasos a seguir para que no se produzca.

Debido a la cantidad de cuentas que se están hackeando últimamente a través de Internet, los analistas de Kaspersky recomiendan que es conveniente vigilar y estar alerta de las cuentas que tengamos en PayPal, Amazon, Google Checkout y otras cuentas de pago online para poder detectar una actividad sospechosa de inmediato.

Los cibercriminales utilizan diversos ataques para instalar malware en el ordenador de los usuarios y modificar así las páginas webs legítimas con el fin de tomar el control de la actividad de banca online del usuario. Estos ataques son exploits llamados “man-in-the-browser”. De este modo, aunque dirección a la que accede el usuario sea la correcta, los ciberdelincuentes podrán interceptar la transacción, robar lo datos financieros y, en consecuencia, el dinero. Por ello, es necesario contar con una solución de seguridad en el dispositivo.

Síntomas de una ciberestafa y para evitarla

Lo primero que ha de hacer un usuario para no ser estafado es estar atento de cualquier actividad no autorizada, ya que aunque las transacciones sean de pequeñas cantidades no autorizadas, estas son un gran peligro y pueden acarrear un problema para el mismo. Así mismo, el cliente no debe ignorar las notificaciones que envíe el banco en forma de correo, ya que pueden estar confirmando que los detalles de la cuenta han cambiado sin su consentimiento, lo que puede hacer que la cuenta esté comprometida.

Revisar los correos electrónicos y no contestar a aquellos que proceden de un emisor desconocido es una forma de evitar las estafas, así como estar atentos a los enlaces que se envían dentro de ellos, ya que nos pueden llevar a páginas de phishing. Es conveniente comprobar, si se detecta alguna actividad fuera de lo común, si se ha pinchado algún enlace.

Por otro lado, hay que recordar que las estafas no solo pueden producirse por Internet, sino también a través del teléfono móvil. Las llamadas falsas son uno de los usos más habituales de los estafadores, por lo que si la llamada se produce desde un número desconocido, es mejor devolverla antes que seguir hablando. Lo mismo pasa con los mensajes de texto que son enviados desde un teléfono que el proveedor no suele utilizar.

Sobre el autor de este artículo

Iván Durán

Nacido en Madrid allá por el 1992. Periodista formado en la Universidad Rey Juan Carlos de Fuenlabrada. Aprendiendo a redactar y especializándome en contenidos tecnológicos en TICbeat